7/4 - Giza

No sé bien cómo escribir el principio de este post de hoy, porque aparentemente necesito sacrificar una vaca bastante sagrada… Y después tengo que justificar por qué lo hice… Veremos qué sale…

Hoy nos tocaban las pirámides.
La verdad, tenía bastante pocas expectativas de las pirámides, y cumplieron al pie de la letra.

Short story: las pirámides son una cagada. Sí. Lo dije.
Long story: read on.

Arrancamos, y ya como me imaginaba tuvimos un pequeño quilombito con el equipaje. Como hoy mismo a la noche nos vamos para Alejandría, ya hicimos check-out, y necesitábamos dejar las valijas en algún lado. Como ya vimos, ninguna estación de nada tiene para guardarlas, pero la gente del hotel muy amablemente me ofreció dejarlas ahí en el pasillo donde está el front desk, donde cualquiera puede pasar y llevarse una.

En el Hotel Luna son muy amables la verdad, y hay un pibe que habla buen español que es muy simpático, pero lamentablemente tiene un IQ que está fuera de la Campana de Gauss (no lo digo sólo por este episodio). Y el chabón me aseguraba que “it’s all ok, it’s safe”. Y yo ni mierda pensaba dejarlas ahí, hasta que al final medio en contra de su voluntad logré dejarlas atadas a un estante que tienen ahí con mi famoso cable destruye lavatorios y nos fuimos a la mierda.

Empezamos claro, como se empiezan todos los días acá, negociando con el taxista, que finalmente accedió a un precio que me parecía razonable. Nos estaba garchando, claro, pero parecía razonable. El camino estuvo interesante… Vimos el Nilo, que es bastante lindo, y rarezas como esta moto de 4 ruedas (todavía no entendí la idea)

Y a medida que nos acercábamos se iban viendo las pirámides, que desde lejos infunden mucho respeto

En realidad, lo que a mí me gusta mucho es que semejante bestia es simplemente parte del paisaje de la ciudad. Me parece muy muy bizarro. Están ahí en el medio, como si nada.

Ya acercándonos más, el paisaje fue cambiando bastante pero no tengo muchas fotos porque desde el auto salen todas horrendas


Y como no podía ser de otra manera, cuando estábamos por llegar el taxista para por ahí, y se arrima un tipo al auto para mostrarnos la fábrica y el museo de los papiros, y no sé qué otra pelotudez más, típica trampa para turistas.
Para mi sorpresa, lo sacamos cagando FEO y el tachero aflojó con bastante facilidad y siguió camino.
Son unos blanditos estos egipcios.

Y llegamos nomás…
Las pirámides, como les decía, de lejos infunden bastante respeto…
De cerca, sin embargo, son bastante decepcionantes…


La esfinge está buena, eso sí, salvo porque lo único que está entero, las patas, está claramente super-reconstruído hace poco tiempo.
Pero la esfinge sí me gustó. Mucho.

Como les decía, no sé bien como escribir este post. Cronológico por ahora no hay mucho… Dimos vueltas alrededor de las pirámides… Así que voy a hablar de las mismas.

Las pirámides son básicamente una pila de piedras. Hasta acá ya sabíamos.
Lo que yo no sabía es que son piedras bastante pequeñas. Yo me imaginaba que cada bloque iba a ser más o menos como 10 bloques de estos, como otras piedras que he visto en otros lados que también las remontaron de un lado imposible a otro para la tecnología que tenían (granted, no hace 4500 años). Pero realmente no parece tan jodido arrastrar cada bloque. Sí, son muchos bloques, pero parecen relativamente manejables.
Lo que sí es bastante interesante es cuando las ves de adentro, cómo los bloques están cortados bien derechitos y encajan justito uno con el otro. Pero me da la impresión de que eso son sólo los bloques que iban a formar las cámaras internas. Los bloques de afuera están cortados derecho, sí, pero no tienen ese encaje perfecto milimétrico tampoco, están puestos más o menos ahí… Y las caras exteriores están todas torcidas.
Ah, y ni siquiera son todos del mismo tamaño.

Otro mito…
Las pirámides son super derechas y perfectamente alineadas…
Miren el canto exterior de esa pirámide…
Les parece que eso está hecho todo con bloques de exactamente el mismo tamaño, todos perfectamente alineaditos? Está bastante torcido, la verdad.

No digo que no sea un quilombo hacer una de estas, eh!
Pero es más un quilombo de management que tecnológico. Lo jodido es organizar a toda esta gente, ponerlos en algún lado, darles de comer, afilar los látigos, etc, pero no veo como no se podrían hacer con la tecnología de la época.
Tenían troncos que hacían de ruedas, tenían sogas, tenían cinceles, y tenían cantidades ilimitadas de mano de obra dispensable… Cuál es el problema?

Ah, y ni me empiecen a hablar de los aliens.
Alguien me puede decir con cara seria que una forma de vida que logra cruzar una galaxia va a construir una cosa toda torcida? Si lo hubieran hecho los aliens, ahí sí los bloques serían perfectos, alineados, y esa última foto se vería como algo escalonado, pero perfecto.
Aliens mis bolas.

Insisto, no digo que no sean una maravilla. Son un monumento de la san puta, y construir una de estas en esa época era realmente una obra más allá de la imaginación de ninguno. Son dignas de verse, y es una maravilla que estén ahí y que a algún loco con exceso de presupuesto se le haya ocurrido construirlas.
Pero no veo que justifiquen tanta teoría pelotuda y tanto capítulo de Infinito.
Tal vez se me está escapando alguna cosita que otra…
Pero seriously.

Igualmente lo molesto no es eso.
Lo más molesto es lo que Paula denominó “esto parece Disney”.
Todo bien que son una cosa turística.
Todo bien que esto tiene que estar lleno de turistas, y que si no lo estuviera, yo jamás podría acceder a verlas.
Todo bien que la ciudad de al lado haya crecido, y entonces ahora esto es como un arenero grandote rodeado de ciudad por los 4 costados, con aspecto de artificial.
Todo bien que llegues en taxi, por una mega-avenida, hasta la mismísima puerta de entrada.

Pero no me construyás una ruta pavimentada ENTRE pirámide y pirámide.
No seas hijo de puta.
Traeme a los turistas hasta la primera, y que caminen de una a otra por la arena, la concha de tu madre.

En fin, ya terminé de despotricar.

Una cosa que es importante tener en cuenta es que esto es lo primero que hicieron estos tipos. Ever. Acá no hay ningún templo casi, no hay esculturas, casi ni hay jeroglíficos. Todo eso vino después y está en Thebas (hoy Luxor). Acá sólo pirámides y esfinge.

Los dejo con la galería de fotos:


Esos son los únicos templitos que hay. Al lado de cada pirámide hay uno de esos, para poder ir a rezarle al faraón enterrado.


Después de buscar un rato laaargo, y perseguir como loco a un vendedor, logré comprarme mi atuendo de Lawrence de Arabia, que no es solamente decorativo, sino que necesitaba algo así que me cubra el cuello del sol porque me iba a matar sino.
Debo aclarar que los vendedores acá, para todo lo egipcios que son, son bastante nabos. Cualquier otro asiático les pasa el trapo mal. Yo esperaba un asedio constante e interminable, y la verdad, apenas se acercan, y a la primera negativa se las toman. Comparados con casi cualquier otro lugar que estuve, unos blanditos.


Sí, era necesario


Típico malentendido entre fotógrafo y posador


Insisto: Yo entiendo que la infraestructura es necesaria… Pero tratá de esconderla bien, no seas malo!

La intención nuestra era entrar adentro de Keops, que aparentemente no hay nada para ver, pero la trepada es interesante.
El problema es que por algún motivo, sólo permiten 300 personas por día. Venden 150 tickets a las 7.30, y 150 a las 13.00
Por supuesto, lo intentamos, pero a la de las 7.30 no llegamos, o sea que estuvimos ahí desde demasiado temprano al pedo.
El hijo de puta del taxista también nos hizo entrar por el lado que no era, el muy pelotudo. Si nos tiraba en la puerta correspondiente creo que hubiéramos llegado, porque ni bien entramos no había nadie.

Cuestión que estábamos ahí al pedo, así que nos fuimos a dar una vuelta en camello, que logré regatearla sorprendentemente bien. Unos blanditos. Igual yo quería la experiencia del camello nomás, así que le dije que le dé la vuelta a la pirámide y ya.

Esto es más o menos una vuelta en camello con Paula, escuchen:

Sip. Fue todo el viaje así. Y no tengo filmado las subidas y bajadas, que los gritos son geniales.
Básicamente, el camello se inclina zarpado cuando sube, y es bastante violento. Muy divertido.

Para mi sorpresa, después de terminar el paseo, el tipo me pidió si tenía biromes, para sus hijos en la escuela. Me hizo acordar a la India. Por supuesto que le dimos, y pensé que tendríamos que comprar más biromes pero después de este nunca más nadie nos pidió…

En fin, después del camello, fuimos al museo de la barca solar.
Aparentemente al faraón le construían una barca gigantesca para que pueda cruzar el Nilo hacia el lado de la muerte, y la enterraban toda desarmada y con manual de instrucciones para armarla.
Me llama la atención que no hayan enterrado también un montón de esclavos momificados para armarla ellos. Qué esperaban? Que la arme el faraón?

Pero bueno. Algo me huele raro de toda esta historia…

Ese es el museo.
Miren qué lindo…
Qué bien que se mezcla con el paisaje…

De entrada nos hicieron poner unos trapos en las zapatillas para conservar el medio ambiente de adentro del museo, o algo así, no entendí…

Y hay toda una serie de vitrinas explicativas que mucho no explican sobre cómo estaba la barca, cómo se arma, cómo la atan, el pozo donde estaba enterrada, etc, etc.


Y finalmente, arriba de todo, la barca…


Que es ridículamente gigantesca.
Si esto es de verdad, es bastante impresionante…
Pero hay algo de todo esto que no me cierra…
Esta barca la hicieron junto con la pirámide, hace 4500 años, y la enterraron ahí…
Tal vez es por el clima seco, o algo, no sé, pero para mí la madera no dura 4500 años. Para mí se desintegra.

De hecho, en China, en Xi’An, donde están los guerreros de terracota, había algunos que eran los caballos con sus carrozas y los chaboncitos arriba. Y quedaron los tipos, quedaron los caballos (todos de terracota), quedaron los aros metálicos de las ruedas, pero las carrozas se desintegraron.
Cómo puede ser que esta no?

Alguno sabe algo de esto?
Para mí, hasta que reciba alguna explicación decente, encontraron las instrucciones, y la barca la hicieron con Cedro que cortaron hace 50 años.

Eso si, si de verdad encontraron las maderas estas, entonces esta cosa es más vieja que el Arca de Noé. Piensenlon.

Y ya no sabíamos bien qué mierda hacer para hacer tiempo hasta la 1 y poder comprar las entradas a Keops, así que fuimos de vuelta a la esfinge a mirarla un rato, y volvimos. Lamentablemente no te dejan llegar hasta la esfinge misma, sólo podés arrimarte por unos corredores hasta unos 10 o 20 metros.
Esto no lo terminé de entender la verdad. Así de piedra como es, se la ve mucho menos frágil que la barca, y la barca la toqué con mis manitos.

Ah! Encontré el pozo lleno de serpientes donde lo tiraron a Indiana Jones después de encontrar el arca! Miren!

Finalmente nos quedamos sin nada para hacer, y teníamos mucho hambre. Una que no puedo entender es cómo hicieron tanta autopista salvaje entre las pirámides, y no pusieron al menos un puestito de panchos, che.
Y tampoco teníamos infinito tiempo para ir a algún lado, porque teníamos que volver a ponernos en la cola con tiempo, teníamos que estar entre los primeros 150…

Cuestión que fuimos preguntando y buscando un lugarcito que según la Lonely vendía comida, y estábamos cada vez más lejos y no aparecía, y estábamos cada vez más lejos y pensando que íbamos a tener que volver a subir todo lo que bajamos, pero nos moríamos de hambre.
Finalmente llegamos y no era un bolichito donde había comida, sino un mega-hotel superlujoso lleno de garcas donde obviamente me iban a matar, pero realmente necesitábamos comer algo, y no parecía haber nada más por la zona.


Esa es la vista desde el comedor superlujoso.
Como me esperaba, nos comimos los club sandwich más caros de mi vida, y encima tardaron un huevo para traerlos, mientras yo me ponía nervioso que no íbamos a llegar a la cola, y amenazaba con prender fuego todo el lugar. Eso sí, muy ricos los sandwiches, y muy bien embaladitos y todo, pero cómo me rompieron el ojete.

La subida: bien gracias, me tomé un taxi, qué joder.
El chabón se hizo las 5 libras más fáciles de su vida, pero yo no pensaba volver a subir esos 500 metros verticales con el sol que había.

Llegamos a la cola y obviamente no había nadie, así que nos sentamos ahí a comer como unos auténticos villeros, mientras yo reflexionaba sobre las sucias estrategias de estos conchudos…
Por qué 300 tipos por día? Qué sentido tiene eso? Porque el límite real es cuánta gente está adentro de la pirámide a la vez, obviamente. Hacé una cola, dejalos entrar de a “x” por vez, y ya. Cobrame en la puerta de la pirámide, o haceme comprar el ticket y si en todo el día no llegué a subir devolveme la plata, o algo, no sé.
La mejor conclusión a la que llegué es que es un sucio truco para desbalancear la naturaleza del mercado, bajando la oferta para generar una demanda ficticia, y poder cobrate carísimo una entrada de mierda para ir a un lugar que es una mierda y ni en pedo pagarías 100 libras.
La posterior visita a la mencionada pirámide confirmó mi teoría. Son unos ladrones de mierda.

En la pirámide, como un poco habíamos leído, no hay un carajo, pero la subida es medianamente interesante. Ni en pedo 100 libras interesante, pero sí interesante. El aire ahí adentro escasea bastante, y tenés que andar trepando agachado por unos pasillitos diminutos, tratando de adivinar cómo mierda subieron un sarcófago por ahí, para llegar a una habitación en la que no hay nada. Sólo los restos de una especie de sarcófago de piedra, adentro del cual supongo que estaría la momia original.

Igual me lo esperaba más laberíntico y más complicado el tema. Mayormente fue solo una subida muy empinada por pasillitos chiquitos, y no me extrañaría que estos ninjas los hayan ensanchado para que puedan subir los turistas…

Por supuesto, como no podía ser de otra manera, tuve uno de mis típicos encontronazos con la ley porque ahí adentro no se podía sacar fotos. De hecho, para entrar había que darle la cámara al guardia de la puerta, que por algún motivo que no puedo comprender me revisó toda la mochila y no encontró la cámara que llevo visiblemente colgada del cinturón.
Con lo que yo no contaba es que en la sala del sarcófago hay una cámara, y evidentemente vieron mis flashes, porque cuando fui a salir subió un guardia todo apulentado que se puso como loco, me quería sacar la cámara, y este sí sabía que la tenía, porque la buscó bien… Ya a unos anteriores los había pasado agarrándome la espalda como suelo hacer cuando me duele y escondiéndola ahí, pero con este no anduvo…
De alguna manera logré explicarle que yo la cámara la llevo colgando de la muñeca como amuleto de la suerte contra maldiciones que pueda haber en pirámides egipcias, y que no había sacado ninguna foto, y mientras me hacía bien el pelotudo un gallego que estaba atrás y que ya me había hecho amigo en la cola empezó a romper las pelotas, y a hacerse el apurado por bajar, y bajamos todos rápido y a tomar por culo.

Igualmente por las dudas durante la bajada saqué la memory card y me la inserté en el ojete, por si se les ocurría revisarme de nuevo abajo.
Ja.

Y eso fue todo, básicamente.
Finalmente mientras salíamos encontramos el segundo animal mitológico más codiciado de Egipto (el primero siendo el three-headed-monkey): un two-headed-camel!


Y el plan para el día seguía más o menos así: Las pirámides nos iban a tomar medio día, y de ahí nos íbamos al Cairo Islámico a seguir recorriendo, y luego tipo 9/10 de la noche nos tomábamos el bondi a Alejandría. Igualmente, el primer paso era ir a la terminal de bondis a comprar el pasaje.
Pero la verdad que estábamos arruinados. Nos levantamos muy temprano (al pedo), y nos cagamos de calor acá, así que decidimos ir directo a Alejandría, llegar allá más temprano, y boludear allá a la tardecita/nochecita (cómo le pifiamos).

El primer paso seguía siendo ir a la terminal de bondis del Cairo, llamada Cairo Gateway, que no es una estación de bondis, es FUCKING RETIRO. No solo es demencialmente grande, es practicamente la única que queda, porque todas las otras quedaron obsoletas. Y no solo no hay puta forma que un tachero no sepa llegar, hasta yo sabía llegar, porque está minado de carteles que te indican por dónde ir.
Ya se imaginarán cómo sigue esta historia…

Me tomo un taxi, negocio un precio decente… (30 libras, creo)
De entrada costó que entienda “bus station”, me decía “Ramses Train Station?” (que es la otra Retiro, de trenes).
También intenté decírle el nombre de la estación en inglés (Cairo Gateway) y en puto árabe (Mina Al-Qahira), que luego me confirmaron que efectivamente sí lo estaba pronunciando bien.
Nada, ni mierda.
Creí que había entendido cuando le hice el gesto internacional de “bondi”, que es poniendo las manitos como girando un volante, pero grande y horizontal.
“Aaaahh, ok, ok” me dice.

Al rato está hablando por celular (acá todo el mundo está todo el tiempo hablando por celular, no sé qué onda, pero es enfermo), y de repente me pasa el teléfono a mí, y me ataja un tipo “where you want to go?”. Puta madre, estamos en la lona. “Bus Station!!! Cairo Gateway!! Mina Al-Qahira!!”. “Aaaahh, ok, ok”, le devuelvo el teléfono, habla 1 minuto, y me dice “ok, ok”.

Al rato para en absolutamente cualquier lado, mientras nosotros lo veníamos siguiendo en el planito y sabíamos que estábamos a muchos kilómetros todavía (de hecho, seguíamos en Giza, no habíamos llegado a Cairo), y me dice “here, ok, ok. Bus station”.
“Errrmmmm… Nono… Esta no es…”
“Yes, yes! Bus Station!”

Concha de tu madre flaco.
Logramos que se arrime uno que andaba caminando por ahí y tenía cara de avispado, y después de un rato LARGO de explicarle, mostrarle el mapa y la brújula, entiende y le dice al pelotudo del tachero, que por supuesto ahora me cambia el precio. “Dice que hasta ahí son 50″.
Reconcha de tu hermana también.

Finalmente aceptamos, y como al rato largo me doy cuenta de que el muy imbécil sigue sin saber a dónde estábamos yendo (no me acuerdo qué preguntó, pero estaba clarísimo), finalmente me dí por vencido y le dije “ok, ok, Ramses Station”, que parecía saber llegar el imbécil, y técnicamente estaba más o menos cerca de la otra, podíamos tomarnos un taxi por dos mangos.

Finalmente terminé viendo yo los carteles, e indicándole cómo doblar y llegamos a la puta estación, (que by the way está buenísima), con el pequeño detalle de que el tarado no sabía entrar (y como toda estación, está en una zona poco feliz) y después de pudrirnos de que dé vueltas nos mandamos directo.


Esa es la fachada, que le saqué más que nada para tener el nombre en árabe y mostrárselo al próximo taxista.

Tuvimos que caminar unas cuaaaantas cuadras, que no nos hicieron ninguna gracia porque estábamos arruinados, pero logramos entrar, preguntamos en información, y luego en las ventanillas, y nos dijeron cualquier verga. Es notable lo poco útiles que pueden ser estos tipos a veces.

Para colmo, una cosa que me tiene bastante desilucionado de esta Lonely es que por algún motivo no tiene los nombre de las cosas escritas en árabe. Si las tuviera, podría mirar yo los carteles comparando dibujitos, o señalarle algo escrito a alguien en el libro, pero así como estamos, estoy al horno. Los mapas también están bastante confusos, la verdad. No estoy contento con esta Lonely en particular…

En fin, terminamos buscando nosotros la ventanilla y comprando los pasajes porque preguntando no llegábamos a ningún lado. Compramos para dentro de 3 horas, cosa de tener tiempo de ir al hotel, agarrar todo y salir.
Salíamos 6 y media, llegábamos 9 y media (tardaba 3 horas este bondi, no 2 como creíamos), así que ni mierda de tiempo para hacer huevo allá, y el resto del día estaba perdido. That’s life.

Continuando con las sorpresas en la estación de bondis más grande de Cairo, es imposible conseguir un taxi. A diferencia de toda otra estación de cualquier cosa en la que he estado, que los taxis hacen cola para levantar boludos, acá no había ni uno. Hasta un guardia se ofreció a conseguirnos uno y estuvo un rato bastante largo.

Finalmente consiguió, nos dijo que el precio era “thirteen”, yo confirmé, “one three?”, y fuimos para el hotel, que estaba sorprendentemente cerca. Este tipo conocía un atajo que no parecía figurar en el mapa.
Cuestión que obviamente cuando llegamos, como no podía ser de otra manera, el tipo dijo “thirty”. Je, cómo te la vi venir, conchudo. Vi un tipo todo señorito bien de traje en la calle, y le hice señas de que se arrime. Como me imaginaba hablaba inglés, habló con el taxista en árabe, y por el lenguaje corporal me quedó clarísimo que el diálogo fue exactamente este:
“De dónde los trajiste?
Ah, y cuánto les querés cobrar?
Y cuánto te quieren pagar?
Sorry hermano, está bien lo que te quieren pagar, y te estás pasando de vivo y lo sabés. Te vas a tener que joder.”

El tachero despotricó un poco pero este tipo lo siguió poniendo en su lugar, hasta que hizo pucherito, y el otro nos dice “thirteen is ok”.
Vamo todavía! Una que ganamos nosotros!

Igualmente mi próximo paso era amenazarlo al tachero con llamar a la policía, que ya ví que acá los tienen bien cagando cuando se quieren pasar de vivos con los turistas, y hay como 17.000 canas por cuadra.

Ya en el hotel estábamos bien al pedo y con unas horas para quemar, así que recuperamos las valijas, reservamos hotel en Alejandría, reservamos el buceo, llamamos a las familias, contestamos mails, etc, etc, etc.

El taxista de vuelta a la estación fue otro hito. Para empezar esta vez le pedí al del front desk que escriba el nombre de la estación en árabe, como para ahorrarme una hora o dos. Y este tipo no sólo sabía dónde era, y un buen atajo para llegar, sino que estaba completamente demente. Ya al final cuando llegó al frente y vio el quilombo de tránsito que había que comerse para dar la vuelta que el otro pelotudo no supo dar, puso cara de “aaah, mah sí, se van a cagar”, y se mandó de contramano cuatro cuadras por una avenida bastante ancha por la que venían bondis, taxis, de todo. Un demente total, llegó en 10 minutos y ni siquiera me quiso cagar con el precio, se recontra ganó su propina.


El bondi pintaba muy bien la verdad…
Muy cuidadito, asientos muy reclinables, el chofer entendió mi gesto de “me voy a dormir, despertame en Alexandría” (o al menos parecía), el de la fila de al lado hablaba inglés y también prometió despertarme, y una que nunca había visto: Había dos botones en el asiento, uno para reclinar, y el otro para desplazarlo horizontalmente y alejarse del gordo roncador de al lado! Un lujo!!
Con lo hechos mierda que estábamos, cómo íbamos a dormir!!

Por supuesto la alegría duró poco, al punto de bautizarlo “el bondi de la muerte”.
Paso a enumerar:

  • 1) Paraba cada rato
    • Cada vez que paraba, subía un vendedor ambulante ofreciendo sus mierdas a los gritos como se estila acá.
    • En una sube una especie de inspector, y se empiezan a cagar a gritos feo con el chofer. Esta gente tiene una tendencia a hablarse gritando, no sé por qué, pero estos estaban zarpados, y no terminaban nunca los conchudos.
  • 2) El de la otra fila, que prometió despertarme, roncaba como si se hubiera tragado una lijadora de banda.
  • 3) El aire acondicionado estaba al palo mal.
    • Paula, que salió desabrigada, tenía mi único buzo.
    • Yo estaba en bermuda y remerita, temblando como Michael Fox.
  • 4)Acá, como aparentemente en toda la región, se maneja a base de bocinazos. Básicamente, cada vez que te acercás a cualquier cosa, quieta o en movimiento, desde cualquier dirección o sentido, por cualquier razón o motivo: “pip pip”. Hay catedráticos estudiosos de las sociedades orientales que creen que el objetivo de esta conducta es ayudar a los conductores ciegos.
    • Por supuesto, este bondi no era la excepción a la regla de la bocinita.
    • Con la sutil diferencia de que en lugar de un delicado “pip pip”, este, digno de su tamaño, emitía un imponente PPPOONNNNNNNNNNNNNNNNNNNN NNNNKKKKKKKKKKK que te hacía saltar medio metro en el aire.
    • Cada vez que se acercaba a otro vehículo quieto o en movimiento, desde cualquier dirección o sentido.
  • 5) Al hijo de puta del chofer le sonaba el celular literalmente cada 5 minutos.
    • Con el ringtone de “queun amigo es uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuunaaaa luuuuuuuzzzzz”.
      Por qué ese ringtone?!!? Dios!!! A la tercera vez que sonó ya le quería introducir una cucharita entre la tercera y la cuarta vértebra, o mejor, entre la tercera y cuarta costilla así muere más lento y sufre más, y la mierda esta no paró de sonar en todo el viaje.
    • Encima el conchudo tardaba en atender.
  • 6) La peor: el micro tenía DVD.
    • Pasaba una película.
    • Árabe. Estilo Bollywood pero peor.
    • Horrible. De tiros.
    • Cuya banda de sonido consistía de silencio absoluto durante 20 minutos, y de repente un tiroteo tipo Commando. Cada vez que se mandaban una de esas, me mandaba unos saltos que me hubieran garantizado la entrada inmediata al Cirque du Soleil.
    • El volumen estaba al palo.
    • Y seguía al palo después de que le pedí al chofer dos veces que lo baje, y el tipo efectivamente lo bajó!

El micro de la muerte.
De más está decir que dormimos como el ojete, y llegamos más rotos que como salimos.

Para empeorarla, ni bien bajamos del micro en Alejandría, por algún motivo, hacía mucho, mucho frío!!!
Mucho peor que en el micro, así que seguí cagado de frío desde acá hasta que me metí en la camita.


Ni bien bajamos nos abordó un taxista, bastante rompehuevos, bastante desagradable, que no sólo me quería coger con el precio, sino que usaba una de las técnicas de regateo de esta región que más me alteran. Mucho más que las de los chinos (que son sorprendentemente más sucios, pero más limpios).
Por supuesto, empezó de infinito y lo bajamos a “20-25″.
“Twenty-five”
“No, Twenty”
“Ok, ok, twenty-five”
“No, not twenty-five!! Not ‘ok’!! I said twenty!”
“Ok!… OK!!… twenty-five”

Lo que más me irrita es que finalmente dicen “ok”, se dan vuelta, dan dos pasos, y refunfuñan bajito twenty-five.
Como si uno fuera pelotudo.
Y como si eso les fuera a funcionar.
Cómo los odio.

Por supuesto, cuando llegamos le di 20, y intentó hacerme un escándalo, que le corté muy en seco, así que pasó de intentar avergonzarme a tratar de darme lástima.
Lo más divertido fue cuando no lograba nada conmigo, y entonces la mira a Paula haciendo pucherito, a ver si a ella le daba lástima y me decía “daaale, gordoooo. Dale cinco máaaaas.”
Cara de piedra: “We said twenty”

Esa es mi novia!!!
Obviamente se fue haciéndose el ofendido aunque todos en ese lugar sabíamos que 20 era realmente el doble de lo que tenía que cobrarme.
Je. Lo dejamo’ calenchu. Por puto.


Y todavía faltaba más!
Habíamos contratado una habitación bastante cara, porque en Alejandría ya son bastante caras, y con un pequeño plus más teníamos “vista al mar”, whatever. Ya fue, espero que de acá en adelante sean más baratas :-)
Pero por el texto de la Lonely, y lo que decía el tipo, pintaba bien la cosa.




Ni bien bajamos del taxi nos encontramos con eso…
Uh… Oh…

Entrar al edificio no mejoró mucho la pinta…

Y esa foto no le hace justicia…
Era lo más parecido que viví en mi vida al juego “Tower of Terror” de Disney. Realmente era muy muy creepy, y ya era como tarde para ponerse a buscar hotel…
Por las dudas yo había tenido la precaución de tener otra reserva, pero esa sí pintaba bien chota, y tenía cero ganas de moverme, la verdad…

Ah, ese ascensor también es de los que andan con las puertas abiertas.

Finalmente llegamos a la recepción (en el 3er piso) y cambió bastante el panorama.
El tipo nos mostró la habitación y me caí de ojete. Lejos, lejos, lejos, la mejor habitación que tuve (pagada por mí, claro, por laburo he tenido mejores).
La vista al mar era una estafa, claro, pero el lugar la rompía:


(el video lo filmé la mañana siguiente)

Tiene living!!!
Es buenísimo!!!
Casi es más grande que mi departamento posta, la rompía.
Y todo por menos de 40 dólares.

Eso sí… Hay algún tema acá en Egipto, porque todavía no he logrado conseguir una habitación con cama matrimonial, así que siempre terminamos juntando las dos camas y durmiendo bien separados, como debe ser.


Para terminarla fuimos a comer, a un lugarcito que nos recomendó el tipo del front desk, que estaba muy bueno, sólo que le volvimos a pifiar con el menú, y volvimos a pedir el doble de comida de la que necesitábamos…

6 Comments to “7/4 - Giza”

  1. Clem Says:

    Las fotos con la especie de turbante ese y arriba del camello están increibles

  2. Gime Says:

    Ok despues de suspirar 108 veces, coincido con Dani, las piramides, son humanamente posibles, me embola que les quieran quitar merito a los egipcios que eran unos grosos, y que digan que las hicieron los aliens, o que se yo que pelotudeces inventan, vivian hace 4500 años, pero eran de la misma especie que nosotros homo sapiens sapiens…. Canejo! Ahora, estan torcidas o sufrieron 4500 años de inclemencias climaticas?
    Y un dato mas porque no puedo con mi alma, en las piramides hay jeroglificos, adentro. De hecho la historia y el pensamiento de la epoca se lo conoce a traves de los textos de las piramides…
    Que buena onda las piramides…
    La barca… mmm el clima de China y el de Egipto no es el mismo. Egipto se hizo cada vez mas desertico con el paso del tiempo… y si dura el pellejo reseco de las momias, porque no ha de durar la barca? igual, quedate tranquilo, que si sacaron la barca de donde estaba y la metieron en un lugar con luz del que entra y sale gente todo el tiempo… mucho no va a durar.

  3. ruso Says:

    yo no fui a egipto, pero estuve en nuestro cercano peru. Basandome en tu poder de analisis, creo que los incas tienen muchisimo mas merito. Tienen que ver lo que es maccu piccu y demases, que no estan en el medio del desierto, donde el truco de los troncos y los latigos funciona barbaro. te quiero ver hacer eso mismo ARRIBA de una montania!

  4. dmagliola Says:

    Ruso: True… Ahora… Qué metales tenían los Incas? Porque me sorprende que lo más duro que tenían los egipcios aparentemente era el bronce… No parece muy apropiado como para picar piedras…

  5. Clem Says:

    Los Incas igual que los Aztecas, los Mayas y los demás pueblos precolombinos no habían descubierto el bronce, la única metalurgia que conocían era la de los metales preciosos. En ese y tros sentidos estaban miles de años atrasados en relación a los europeos. Los Aztecas por ejemplo las armas las hacían de Obsidiana una piedra volcánica muy dura. Aunque en otros aspectos como astronomía estaban sorprendentemente avanzados.

  6. ruso Says:

    si, convengamos que a america, mas a america central, norte de sudamerica, el hombre llego mas tarde que a egipto. denle handicap a los precolombinos!

    y sorprendentemente hay mucho que no se sabe de como laburaban la piedra los incas (supongo que aztecas y mayas lo mismo) porque asi como a egipto lo saquearon, imaginate lo que hizieron aca los espanioles, que nisiquiera los consideraban humanos. la mayoria de lo que se sabe, es de los espanioles, que escribian sobre la cultura local, sumamente interesados en una pagina, y en la otra, explicaban eficazes metodos de evangelizacion o esclavizacion. no son fuentes de fiar

Leave a Reply