20/7 - Lyon

NOTA, para los que reciban el mail diciendo que actualicé el blog…
Cómo suelo hacer, dejé todo por la mitad y me sumergí en trabajo 6 meses, así que estoy continuando de donde estaba.
Probablemente sea menos interesante que de costumbre, por todo lo que me olvidé, pero les recomiendo MUCHO mirar de los posts que vienen, el de Hammurabi, y para los geeks, el del Museo de Computadoras (eso ya es otro viaje)

Y de Rennes me vine para Lyon. Mi intención inicial era hacer Lyon, Carcassonne, Niza y Mónaco, pero la verdad, era demasiado ambicioso. Hubiera podido, pero hubiera terminado roto, y no hubiera visto nada.
Así que me conformo con Lyon y Carcassonne. Niza y Mónaco quedarán para la próxima, junto con Andorra y las montañas.

El tren a Lyon me mató, la verdad. No pude dormir nada, y encima estuve bloggeando todo el viaje y llegué recontra mareado. Hecho mierda la verdad.

Comí algo y me vine para el Auberge de Jeuness, que es de los mejorcitos en los que he estado. El lugar tiene muchísima onda, internet gratis, dorms de 14 camas, con ducha y baño en el mismo dorm (cosa que es mucho mejor que al final del pasillo), una maravilla. Encima, todo por 16 euros la noche.

Eso sí, llegar acá me mató. Hay que subir por una pendiente terrible, y bastante larga, y en Lyon hace mucho más calor que en los lugares en los que estuve estos día. MUCHO más calor. Yo estaba con el jean y en la subida casi muero. Literalmente tuve que parar cada 50 metros y respirar porque no daba más.

Y la verdad, entre el cansancio, que ultimamente vengo durmiendo poco siempre, el viaje que me pegó mal, el calor, etc, hoy me lo voy a tomar de descanso. No voy a hacer nada, o casi nada.

Llegué al hostel, me duché, me cambié, y me puse a bloggear un rato. Después me fui a lavar ropa, tranquilo, y ahora estoy en el hostel de vuelta. Ahora me voy a dormir una siestita y me voy a ir a cenar. Mañana ni en pedo me levanto temprano.
Un día necesito parar, vengo a ritmo muy frenético.

Lo único malo del hostel, que en realidad es un problema de mi laptop, es que tiene la wi-fi cerrada con WPA (que ya es casi un standard hoy), y mi laptop de mierda, del año del orto, no soporta WPA, no entiendo por qué.
Esto lo descubrí estando en el Novotel, tratando de conectarme a la wi-fi que usaba todo el staff para laburar. Al final, mientras estaban todos laburando cómodamente en sus escritorios, yo estaba en una esquinita, como en penitencia, como un pelotudo vale aclarar, enchufado al hub.
Y acá en el hostel me cagué buscando donde enchufarme, pero no hay. Así que me tengo que joder.
Voy a ver si le mangueo la laptop a alguno de los miles que están conectados a Internet por acá.

Sino buscaré un cyber, y sino postearé más adelante. Pero ya me puse al día con el blog :-)
Me voy a dormir la siesta.

Una nota de color: las lavanderías acá en Francia.
Las lavanderías son todos lugares “unattended”, donde tenés todas las máquinas y ningún humano laburando ahí.
Pero las máquinas no son cada una a moneda. Tienen un panel central donde ponés la guita y elegís la máquina que tiene que prender (o el jabón, o lo que sea)

Esa es la que fui en Lyon. Miren esa madera. Pueden ser más villeros?


Al final, no dormí nada de siesta. Terminé de escribir, me puse a ordenar la ropa que había lavado, y me dio hambre, así que bajé al Vieux Lyon, la parte vieja de Lyon, que es preciosa.

Primero, la vista desde mi hotel:




Quién fue el hijo de puta que le permitió al Radisson construir ese sorete horrendo ahí en el medio de tanta casita linda?

En fin, Vieux Lyon es todo un barrio de callecitas empedradas y casitas viejas, alrededor de una bruta catedral

Me comí algo por ahí, y me fui de vuelta para el hostel, y me tiré a mirar al paisaje un rato hasta que se me sienta al lado, hablando en inglés, un argentino! Un flaco que está viviendo en España, y se tomó un par de meses y está paseando por toda Europa.

Así que me puse a hablar con el flaco mientras sacaba fotos cada un minuto, para hacer un video de time-lapse del atardecer en Lyon, y cuando se hizo de noche nos fuimos de vuelta al Vieux Lyon a tomar unas birras.




Acá está el time-lapse:

Esperaba que saliera mejor. Tendría que haber sacado las fotos cada 30 segundos, en vez de 60, pero me daba mucha paja.

Leave a Reply