15/7 - Val du Loire - Blois - Chambord

Al final, no planeé nada. Sólo sé que quiero recorrer el Valle del Loire, que está lleno de castillos y palacios (chateaux, que me parece que es un término bastante abarcativo).
Como hay mil chateaux, y no sabía bien cuáles valían la pena (y la Lonely Planet no ayudó mucho), estuve mirando fotos en Internet y eligiendo.

Básicamente quiero ver 4 sí o sí, y luego los que pueda:

  • Chambord
  • Chenonceau
  • Ussé
  • Angers

Esos son los imperdibles, y el que quedaba más cerca de París era Chambord, y parecía estar cerca de un pueblito llamado Blois, así que enfilé para ahí.

El primer tren salía 7.22. Me levanté bien tempranito, llegué a la Gare a las 7.00, y estuve media fucking hora haciendo cola para comprar el pasaje. Esta es probablemente una de las cosas que más me sacan de quicio de los franceses (que a esta altura, ya me tienen repodrido). Todo se lo toman con demasiada calma! Hijo de puta! Laburá!
De 10 ventanillas para vender tickets había 2 abiertas, y una cola gigante. Y esto pasa todo el tiempo, en todos lados hay colas insoportables.
Por supuesto perdí el tren, y me tuve que tomar el siguiente que salía como 2 horas después. La concha de sus madres, putos del orto. Me levanté temprano al pedo al final.

Eso sí, salí de la Gare de Blois, y me puse instantáneamente de buen humor.
Whooaaaa!! Blois es un pueblito medieval! Nadie me había avisado eso!
Y tiene 47,000 habitantes, así que es super pequeño y lindísimo.




Ese es mi hotel. Muy barato, habitación privada, sin baño.
Pero mucho mucho charm.
El de la recepción es medio creepy, y medio raro, pero tiene buena onda y quiere ayudar.

Tiré las valijas en la habitación, y me fui a la plaza central, donde hay un chateau también, y está la oficina de turismo, que es lo que me interesa para llegar a Chambord.
Pero tomé un camino un poco más largo, y paseé un poco por el pueblito. Es precioso la verdad.



No hay caso, me encantan estos pueblitos antiguos.

En la oficina de turismo me indicaron muy amablemente el bondi que me tenía que tomar, y justo había uno que salía en 5 minutos, así que me fui cagando a la parada y me lo tomé.

Media hora después…


Chateau de Chambord

Qué tal eh?

Chambord fue construído (empezado en realidad) por François I, en 1519. El objetivo: poder cazar en el bosque. Tomó nada más que 1800 tipos y 15 años. Una ganga. Y al final, vivió acá solamente 42 días. Una belleza. La mayoría de estos castillos son así, los construyeron al pedo porque se la pasaban rajando de todo (con justa razón, cada vez que agarraban a uno lo guillotinaban)

Igualmente no lo construyeron todo junto. Primero hicieron la parte central, y luego le fueron agregando alas y más cosas. Sorprendentemente, no quedó hecho un engendro, lo hicieron bien la verdad.

En realidad es mucho más lindo de lo que se ve en la foto. Pasa que las fotos lindas de todos estos chateaux están sacadas desde helicópteros. Así cualquiera.


El tipo tiene su pequeño río ahí, y terrible campo, mucha vista la verdad.


Esto es del otro lado (no me queda muy claro cuál de los dos es “adelante”)

El palacio por dentro está muy bueno. A los tipos les gustaba la caza obviamente, y hay varias salas dedicadas a animales embalsamados, cuernos en las paredes, etc. También tiene 50 km cuadrados de campo para ir a cazar. Tranquilo el tipo.

En el medio del palacio hay una bruta escalera en doble hélice, que parece que es uno de los “features” del palacio. Es una de esas escaleras que dicen que las inventó Leonardo, donde cada uno ve al otro, pero no puede llegar a donde está (como las de la cancha de River, bah)



Ese es el eje central

Algunas fotos de las habitaciones:








Esa es una de las alas agregadas al castillo, vista desde el centro.



El techo es espectacular. Parecen piezas de ajedrez, es muy loco. Lástima que no lo pude agarrar bien en ninguna foto (esto de no tener un helicóptero me está matando)


Terminado el paseo, eran como las 2 de la tarde, y el próximo bondi pasaba como a las 5, y yo no pensaba quedarme 3 horas ahí sentado, así que caminé un poco por la ruta y me puse a hacer dedo.

Previsiblemente, dado que soy feo, y sucio, no me levantaban ni por puta. Hasta me miraban raro, como si estuviera haciendo algo completamente anormal…
Finalmente pararon un pendejo con su novia (no podían tener más de 20 años) y me levantaron.

Buena onda los flacos. No hablaban un carajo de inglés pero igual nos comunicamos decentemente. El pibe manejaba como un demente, yo ya no sabía de dónde agarrarme. En un momento, de la nada, me pregunta:
- Vos tenés auto?
- Sí, en Buenos Aires, un 206.
- Ah, sí! Yo tenía un 206. Lindo auto. Lo volqué. 3 vueltas dio.

Gracias pibe, me quedo más tranquilo!

Terminamos paseando bastante, porque pasamos de Blois para cargar nafta, y después volvimos, pero igual terminé ganando bastante tiempo (y me ahorré 1 euro del bondi, je)

Me dejaron justo en la plaza central de Blois, donde está el chateau,
Este no es tan espectacular la verdad, pero me mandé igual (aparte, me colé, porque entré por el gift shop que es la salida. Giles)




Una de las cosas interesantes que tiene es que, no entiendo bien por qué, pero tiene varias alas cada una con un estilo distinto. Como que la fueron construyendo por cachos, no entendí. Esta es medieval.


Lo que sí estuvo muy bueno fue la vista del pueblo desde arriba.




Y me vino bien porque no sabía que había bruta iglesia acá, así que aproveché para conocerla después.


Aparentemente había una especie de show de mosqueteros más tarde, porque vi varios flacos así disfrazados.
Obviamente, me enteré cuando ya me había ido, así que me lo perdí.


La catedral del pueblo

Y después seguí paseando por ahí, sin demasiado rumbo. Increíble el pueblo:



El Hotel de Ville, que parece que siempre es el edificio más lindo de todos los pueblos/ciudades.

Como a las 7 de la tarde me volví al hotel y me tiré a dormir porque estaba arruinado.
Después estuve averiguando un poco qué hacer mañana, y vi que tengo que ir a Tours, para hacer Chenonceau y Azay-le-Rideau.

Salí a cenar, me olvidé que era un pueblito, a las 10 de la noche no había nada abierto. Lo único que había era una kebab-ería berreta, así que me clavé algo innombrable ahí y me fui a dormir.

Una muy interesante fue el loquito del hotel, que me dijo que le avisara cuando quería usar Internet, que el me la “habilitaba”. Al principio pensé que quería decir que me daba el password, hasta que le dije más tarde que quería usarla y hizo “algo” y de repente me apareció en la lista de redes para conectarme.
Bueno, joya.
Cuando me voy a comer, el tipo me dice “vas a seguir usando la wifi?”.
No entendí muy bien qué carajo me estaba tratando de preguntar, así que indagué un poquito.
Resulta que el enfermito este apaga el router si nadie usa la wi-fi, porque le da dolor de cabeza. WTF??

El hotel estaba bueno, pero tenía un problema. La luz era con esas lamparitas tipo tubo fluorescente, y evidentemente los pelotudos estaban cortando el neutro con la llave.
Resultado: Cada 15 segundos tenía un pequeño flash de luz. Efecto que obviamente sólo se ve de noche, cuando tratás de dormir. De día ni se nota.
Resultado: Dormí con la luz prendida. (Intenté desenroscar la lamparita, pero tenía que sacar todo el plaffond, y prácticamente tenía que desarmar el hotel para llegar hasta ahí). Ta que los parió.

Leave a Reply