12/7 - Versalles

Hoy tuve que empezar por cambiar de hotel. El hostel en el que estaba (que de por sí ya me tenía las pelotas secas) no tenía lugar el fin de semana, y hoy tenía pero más caro, y me pudrí.

Para empezar logré finalmente (no se cómo) conseguir las putas tarjetas telefónicas que yo quería. Ya me parecía, no podía ser que no existieran. Y llamé a todos los hostels de la Lonely, y uno solo tenía habitación libre. Sospechoso el tema. Encima se llamaba “Woodstock Hostel”, así que daba qué pensar. Pero tenía lugar y yo necesitaba una cama, así que me mandé sin pensarlo dos veces.

Está en pleno Montmartre (plena zona roja, a 5 cuadras del Moulin Rouge), cosa que me hubiera venido genial ayer, así me ahorraba el taxi de vuelta, pero bueh, todo no se puede. Llegar acá es medio un garrón, porque hay que tomarse siempre 3 subtes, y con las valijas es una tortura, porque para mi sorpresa, el subte de París tiene muy pocas escaleras mecánicas. Y yo estoy con la espalda cada vez peor, por supuesto.

Pero el hotel tiene mucho charm. Para empezar, el staff es super buena onda, que es lo que más me tenía repodrido del anterior. Y el lugar tiene buena vibra. Encima, wi-fi gratis, una joya. La habitación olía terrible, pero eso es culpa de los hijos de puta que dormían ahí, no del hotel, la verdad.

Ese era el lobby, para que se den una idea


Y ya instalado en el hostel, partí para Versailles.


Ese no es ;-)


Eso es Versailles, visto desde la entrada.
Como pueden apreciar, un palacio de la hostia.

La historia es más o menos así:
Versailles fue construído por Louis XIV a mediados del siglo XVII como su residencia. Agarró un terrenito que tenía ahí, que lo usaban para cazar, se consiguió 30,000 tipos, y lo construyeron en unos añitos.
Capital del reino en un momento, y lugar de la corte real entre 1682 y 1789, año en que los loquitos revolucionarios se armaron una buena turba iracunda, masacraron a los guardias, se llevaron a Louis XVI y a María Antonieta, y los guillotinaron en París.

Para que se den una idea de la escala, mide 580 metros de largo.

Fuera de lo demencialmente grande, igual, no me volví tan loco con el palacio. Está bueno la verdad, y es muy MUY grande (700 habitaciones, que es un número que no puedo comprender), y la decoración es buenísima. El problema es que el efecto está muy disminuído porque ya vi mucha cosa así recientemente.
Aparte el día estaba medio choto, y eso nunca ayuda…

La decoración por afuera, es mucho mejor en otros edificios que vi, mucho más elaborada.
Por dentro, los techos y las paredes de las habitaciones son como el Hotel de Ville, o el Louvre. Inclusive la habitación larga de mármol que tanto me había gustado en el Louvre también está acá, exactamente igual (no sé cuál es copia de cuál). Y hasta el salón de los espejos, la sala magnánima de Versailles está copiado en la Opera. Ta, el de Versailles está mejor, y es mucho más grande, pero no es taanto mejor.


Como todo palacio/castillo, tiene su propia iglesia



El techo ese sí está espectacular





Me encanta cuando pintan esculturas, y parece que tienen relieve. En persona el efecto está mucho mejor.


Otra que me encanta, molduras pintadas. También en persona el efecto es mucho más real.




Esta es una de esas que no entiendo.
Esta pintura está en el Louvre también.
Hiceron dos?
CUál es la copia?
Las dos se ven muy iguales…


La sala que es exactamente igual a la del Louvre


Qué hacía el tipo? Usaba la cama de trampolín? Para qué mierda querés un techo tan alto?


El salón de los espejos

Lo que sí me gustó mucho son los jardines. Nunca había visto jardines así.








Demasiado prolijito, no puedo entender cómo hacen.



Fíjense eso, atrás de la fuente. El hijo de puta se hizo un lago gigante! Y luego hacía fiestas en botecitos.
Hijo de puta.

Y toda la zona de jardines es infinita. Son hectáreas y hectáreas y hectáreas de jardines, todos distintos, todos super trabajados. Imposible recorrérselo todo. Especialmente como tengo las piernas. Alquilan bicicletas, pero sólo te dejan usarlas en la zona donde no hay nada interesante. La parte que vale la pena la tenés que hacer a gamba.



Esa fuente es increíble


Etc, etc, etc.

Increíble.

Lo más divertido de todo…
Cuando Louis XIV se aburría del palacio, de los caballos, de la caza y de los botecitos, se venía a esta parte del jardín y paseaba…
En su segway!

Hijos de puta! No pueden alquilar Segways en Versailles. Es sacrílego. Es una falta de respeto!
Y mucho menos a estos precios!!

En fin, se me estaba haciendo tarde, y todavía me faltaba recorrer todo el “dominio de la reina”, que es la zona del parque que Louis XVI le había dado a María Antonieta. Así que me alquilé una bicicleta y salí cagando.

Empecé por la parte más divertido.
Aparentemente a María Antonieta le gustaba jugar a que vivía en el campo, y era una niña común, y le gustaba ordeñar vaquitas, y cosas así (les suena Paris Hilton?)
Así que el Sr. Hilton, eeeeh, digo, Louis le contruyó un pueblito con una granja dentro de los dominios del palacio para que la nena juegue y, fundamentalmente como de costumbre, no rompa los huevos.





Lo que es tener plata, che.

Y luego están los Trianon. El Grand Trianon, y el Petit Trianon. El Petit estaba cerrado por refacciones, y el grande no entendí bien qué es…



Esta es una de las ramas del lago gigantesco artificial que se ve desde el palacio de Versailles.

Y eso es todo lo que llegué a ver. Me tuve que volver cagando porque me cerraba el alquiler de bicicletas, y se iban a quedar con mi super cédula del mercosur (creo que hubiera hecho negocio si lograba subir la bici al tren)


Y a la noche me fui a la iglesia.
Una cosa que descubrí cuando estuve en Italia es que en Europa se acostumbra mucho tocar música clásica en las iglesias a la noche. Pequeña orquesta, un coro, un director. No es muy caro verlo, la iglesia suele ser espectacular, y hacen cosas buenas.

Y hoy presentaban, en la iglesia de St. Madeleine (el templo griego gigante), una de mis obras favoritas: el Requiem de Mozart. Una de las mejores cosas que hizo, y lejos la más terrible.
Ayer a la mañana estuve paseando por toda la ciudad tratando de conseguir una entrada, y hoy me vine.

Empezó la noche, y ya empezó mal.
En lugar del coro que yo esperaba, había una minita. Una.
Taba raro el requiem de Mozart con una minita…

Y en cuanto empezó entendí: El Ave María.

Puta que lo parió.
Yo no sé cuál es la joda del Ave María, pero LO ODIO
Es aburrido, y lento, y aburrido, y repetitivo, y poco creativo, y super simple, y muy muy ABURRIDO!!.
Es muy malo!!! Y lo seguimos haciendo!!!!

Y encima, esta vez hicieron 2 movimientos, o algo así, no sé, porque terminó y empezó de nuevo (como no podía ser de otra manera, los 2 movimientos son iguales). Un garrón.

La única ventaja es que es relativamente cortito. No daba para mucho.

Y en cuanto terminó aparecieron 59 (sí, los conté, eran 59!) tipos, y ya pintaba mejor la cosa.
El requiem estuvo bueno, salvo por un par de cositas…

  1. A los chabones les faltaba huevo. Eso, o lo que es más probable, esta iglesia es demasiado grande (techo mucho mucho más alto que ninguna otra iglesia en la que yo haya ido a escuchar un coro), pero se escuchaba bajito y débil. Y el Requiem es super pulenta, necesita mucho grito, es como la 9na de Beethoven. Así que estuvo medio apagado el tema.
  2. Me parece que la versión que tengo yo del Requiem está como acortada. Básicamente, los tipos estos tocaron todo lo que yo conocía, pero entre medio de cachos metían otras partes que eran bastante menos interesantes…
    Es posible que el director se haya puesto creativo… Pero algo me dice que lo que yo tengo (que es obviamente un MP3 bajado Dios sabe de dónde) es una versión resumida hollywoodense. Probablemente la hayan sacado de la banda de sonido de Amadeus, y si es así, es probable que los de Hollywood hayan aplicado la típica compresión, y dejado sólo las partes más efectivas, más violentas, y más pulenta.
    One way or another, será incorrecto, pero me gusta más mi versión, porque es más efectiva, más violenta y más pulenta. La que presentaron esta noche se caía mucho por momentos, la que yo estoy acostumbrado a escuchar es extremadamente frenética.
  3. Tenía mucho, pero mucho, pero mucho sueño, así que literalmente me dormía en las partes que no conocía. Supongo que sacando este factor, lo hubiera disfrutado mucho más, pero bueh, that’s life.

Terminado el requiem eran las 22:30, y se estaba haciendo de noche (les dje que en este lugar a las 22:00 es de día? Es muy freaky). Aproveché para ver un poco París de noche.

Instantáneamente me quise matar, obvio, porque hace mucho que vengo esperando poder sacar fotos de noche acá, pero como fui vestido dignamente a la iglesia, no tenía mi mochila punguienta, donde reside mi mejor amigo el trípode mágico. Así que no pude sacar ni la décima parte de fotos que quería.

Pero bueno, caminé un poco sin rumbo (igual esta zona más o menos la conozco, así que sabía dónde estaba yendo), y de golpe me cruzo con esto:

Oia?
Yo había visto la rueda esa antes. Está dentro del predio del Louvre. Pero lo que no había visto es que al lado hay todo un parque de diversiones. En realidad, más una kermesse que un parque de diversiones. Y estaba full-on a las 11, lleno de gente y de niños pasándola bomba y cagándose de risa, así que paseé un poco por ahí.


Ese juego es genial. Tenés que pegarle, con un rifle de aire comprimido, a un hilo! del que cuelga tu premio. Hay todos premios zarpados, iPhones, Wiis, ciclomotores, Jets privados… Obvio, si total no vas a ganar en la puta vida.
Quién mierda puede ser tan imbécil de jugar a eso?!?
Vieron mucho Robin Hood? Qué le pasa a la gente?

Y lo peor es que estaba lleno de boludos tirando.





Y me volví al hotel tempranito antes que me cerrara el subte.
Pero ya lo decidí: la última noche en París salgo cuando se haga de noche y me quedo hasta la hora que haga falta, pero me voy a recorrer el Sena desde el Louvre hasta bien pasado Notre Dame, y voy a sacar mil fotos de esas pedorras que me gustan a mí, con agua, y reflejitos, y luces, y boludeces. Después me vuelvo en taxi, que me va a salir un millón de euros, pero todo sea por la fotografía.

2 Comments to “12/7 - Versalles”

  1. ruso Says:

    >> que onda lo del coro? unos pecho frio. seguro que van los curtidores ahi y les vuelan la peluca a todos los chupavelas

  2. peptido Says:

    Jaj! Eso sí que sería digno de verse. Murga uruguaya, cosa pagana si las hay, en una iglesia cristiana, que queda en un templo griego, en el medio de París.

    Y no sé igual, eh…
    Mirá que los curtidores cantan con micrófonos y todo… Y estos eran 59 tipos. Pero qué linda imagen la verdad.

Leave a Reply