Archive for July, 2008

El código de Hammurabi

Friday, July 25th, 2008

Hace ya varios días, cuando vi el código de Hammurabi adelante mío con mis propios ojitos, me quedé con la leche de que no había entendido una de las 3 partes que estaban traducidas al francés, y como mi rigor científico me obligaba a ponerlas en el blog, me tuve que poner con Google Translate.

De más está decir que tratar de traducir del Francés al Inglés (o al Español), algo que fue traducido del babilonio al francés, y que encima se escribió hace como 4000 años, no iba a terminar bien.

Pero mientras trataba de descifrarlo, se me ocurrió la brillantísima idea de que ya debía estar traducido. Al inglés. Y completo. Je!

Lo encontré, encontré la parte que me interesaba, la blogueé, y me guarde el bookmark, por si algún día tenía demasiado tiempo libre entre mis manos…

Y ya que hoy estoy en un McDonalds, completamente al pedo, y encima supuestamente hay Internet, pero se cae cada 3 segundos y no puedo subir las fotos y ya me llenó los huevos, y tengo que hacer tiempo hasta que llegue el tren… Me lo leí. Completo.

Y la verdad, es fascinante, se los recomiendo mucho:
http://eawc.evansville.edu/anthology/hammurabi.htm

Es largo, y un poco difícil de leer, pero muy muy interesante.
Por supuesto que esto no es el código de Hammurabi, sino una interpretación de un traductor, sobre un texto ilegible, incomprensible, y encima (me da la impresión) en un lenguaje que prácticamente no tenía gramática.

Pero es fascinante.
Es incoherente, se contradice constantemente, las penas que impone son desparejas, etc.
Pero situándolo en el tiempo, es muuuy interesante. Es muy interesante la cantidad de cosas en las que pensaron, y cómo todo está absolutamente parametrizado.
En el 1800 antes de Cristo…

Algunos highlights:

  • En el prólogo y en el epílogo Hammurabi se presenta, y habla de muchos dioses. Lo interesante es que creían en Dioses, pero toda la ley es decidida e impartida por humanos.
  • Tenían jueces que determinaban cosas.
  • Si un juez se equivocaba, tenía que pagar 20 veces la pena que había dictado, y era expulsado públicamente como juez para siempre. No nos vendría mal algo así a nosotros, no?
  • Para algunas cosas había testigos, y el tipo tenía 6 meses para hacerlos aparecer. Muy parecido a como es hoy.
  • A veces, usaban “el río” como determinador de la verdad. Para algunas disputas, alguien tenía que saltar al río. Si se hundía, es porque era culpable, y se moría y listo. Pero si el río lo hacia flotar, o sea determinaba su inocencia, entonces todo bien.
  • Si un tipo no tiene para pagar sus deudas, se vende a sí mismo, a su mujer y sus hijos como esclavos.
  • Obviamente, todo el tiempo los esclavos se tratan como objeto-propiedad, no como gente.
  • Prácticamente todo tiene pena de muerte. Si robás, ningún cortar la mano, te matan.
  • También muchas veces especifica exactamente cómo tienen que matarlo. Algunas interesantes:
    • Te quemaban
    • Te empalaban
    • Te lapidaban
    • Te ataban y te tiraban al río
    • A veces habla de tirarlo al agua, sin atarlos.
  • O algunos otros castigos corporales:
    • Te cortaban la lengua.
    • O la oreja
    • O te sacan un ojo.
    • O te cortan las tetas, en el caso de una mujer.
    • Te azotaban en público.
    • Te mataban a tu hija.
  • Si un hijo le pega a su padre, sí le cortan las manos.
  • Y obviamente, las famosas (pero más largas que lo que uno las conoce): Ojo por ojo, diente por diente, hueso por hueso. Pero no es lo mismo para hombres libres, para esclavos, o para ex-esclavos ahora libres. A veces es ojo por ojo, diente por moneda. Toda esta sección es bastante entretenida de leer, la verdad, por razones macabramente obvias.
  • Los maridos a veces compraban a sus mujeres, pero a veces no
  • Aún cuando las compraban, y aún cuando muchas veces menciona a los maridos como “los propietarios” de sus esposas, las mujeres no eran cosas. Eran sus esposas, y tenían ciertos derechos. Hay un montón de cosas especificadas que el marido podía o no podía hacer con sus mujeres, y estas cambiaban bastante en función de si la mujer le había dado hijos o no.
  • Contempla el divorcio, y la guita que el marido le tiene que pasar a su mujer para bancar a los hijos.
  • Si se divorcian porque el tipo quiere, le tiene que devolver a su esposa la dote que el padre de ella pagó para el casamiento (más un plus por la molestia)
  • Contempla qué pasa cuando un tipo casado tiene una esclava que le da hijos. Esta esclava ya tiene más status, y no la puede vender, por ejemplo (pero igual tiene menos status que la esposa, aún si ésta no le dio hijos).
  • Habla de prostitutas. Realmente, el trabajo más viejo del mundo.
  • Habla de adopción, y cuándo un hijo adoptado puede volver con sus padres biológicos o no.
  • Dictamina cómo funciona la herencia. En bastante detalle, y con casos bastante complejos (varias esposas, esposas más esclavas que le dieron hijos, esclavos que se casan con mujeres libres, muy complejo, y con mucho detalle).
  • Habla de incesto, y de sexo intra-familiar en general.
  • Establece cómo funcionan los préstamos, brokers y hasta comodatos de propiedad. Esta parte me pareció extremadamente avanzada para su época.
  • Establece cómo deben ararse los campos, y qué se hace con los campos prestados, etc
  • Establece, sorprendentemente, precios. Si uno le rompe algo al otro (un arbol, o un esclavo), tiene que pagarle tantos “xx” de oro.
  • También hay toda una sección que habla de los médicos. Cuánto hay que pagarle a un médico por cada cosa que arregla, en función de a quién curó (libre, esclavo, etc). Y también qué le pasa al médico si la operación sale mal. Tenían mala-praxis!!!
  • Estipula también cuánto debe pagársele a un tipo que construye una casa o un barco.
  • Si alguien construye una casa para alguien, y la casa se cae y el dueño muere, al constructor lo matan. Si el hijo del dueño muere, matan al hijo del constructor. Igual que ahora, tenían ingenieron civiles y eran responsables por lo que construían.
  • Habla de alquileres y propiedad de animales para trabajar el campo, y todo lo que puede pasar con ellos.
  • Precios! Tiene precios de todo! A cuánto se alquila un campo, un animal, lo que gana un artesano. Estaba escrito en piedra esto! No tenía inflación esta gente??

Nuevamente, 1800 antes de Cristo. Estaban como demasiado avanzados estos hijos de puta.
Realmente recomiendo leerlo.
Especialmente porque te traslada a un mundo completamente distinto. Mucho más rústico, mucho más duro. A mí me hizo imaginarme viviendo como esos tipos.
Y todavía no puedo creer lo avanzados que estaban en el 1800 AC.

Si tienen un rato, léanlo:
http://eawc.evansville.edu/anthology/hammurabi.htm

22/7 - Carcassone

Friday, July 25th, 2008

El tren a Carcassone fue bastante un-eventful, salvo por el pequeño detalle de que evidentemente en Francia se permite subir con perros al tren!!!. Y no estoy hablando de Jazmines… Subió una hija de puta con 2 terribles ovejeros que me tuve que ir a otro vagón, porque se imaginan que si los franceses no se bañan, los perros mucho menos.
La verdad, ya me tenían las bolas llenas con esto de ser dog-friendly en todos lados, pero lo del tren es como mucho…


Carcassone, sin embargo, es precioso.
Es una ciudad antigua amurallada, con un pueblito minúsculo interno, y una pequeña ciudad (que también es un pueblo bastante chico) del lado de afuera.

El tren llega al pueblito externo, y hay un pequeño bondi que te deja acá:


Esta SÍ que es impenetrable. Tiene no una sino dos murallas, con foso por afuera, y una zona en la que realmente no querés estar cuando te llueven las flechas y el agua hirviendo entre ambas.

Ahí, digamos.

Adentro tiene un pueblito precioso, que igual que Mt. St. Michel, lo hicieron boli-shopping, pero apenas más sutil.

Pero el look general tiene mucha más onda:

Y como no podían faltar, ocultas por los pasadizos más recónditos hay rarezas por doquier, como el famoso flautista a dos voces:

Que según la leyenda, en las noches de luna llena se mete una tercera flauta en el orto y toca las más deliciosas fugas de Bach.


Y dentro de la muralla hay un castillo, con más murallas todavía, por si te seguían quedando ganas de atacar (o de pagar una nueva entrada para la visita guiada).



Ahí se ve bien el layout. Todo lo que es “verde” es el pueblo.



Y ya que estaba en la onda medieval, me metí en un espectáculo BIEN TURISTO tipo Medieval Times, con chabones haciendo justas, y boludeces por el estilo.
Muy divertido la verdad, lo único malo es que estaba todo comentado en francés y sin subtítulos, así que no entendí nada de “la historia”.


Los tipos tenían una bruta águila, que mostraban lo domesticada que la tenían, y la verdad, me pareció una de las cosas más impresionantes. Todavía no puedo creer que la cosa esa se quedara, y no les sacara los ojos y se fuera volando a cazar turistas al pueblo.
(y no, no la tenían atada, se la pasaban volando de uno a otro)

Y bueno, toda la joda de las justas está muy pintoresca.

Los tipos usaban unas lanzas de madera balsa, que cuando se la ponían estallaban en mil pedazos y parecía bastante pulenta. Y después, de yapa, se bajaban de los caballos y peleaban a hachazo limpio, con coreografías dignas de Karadajián.
Una boludez divertidísima, la verdad.


Y de la ciudad amurallada me fui al pueblo (porque mucho más no había, la verdad)

La ciudad está muy linda la verdad. Tiene unos hermosos banderines de colores sobre las calles más importantes, que son perfectos para turistas, porque te marcan exactamente a dónde tenés que ir, y a dónde no te interesa.

Igual, fuera de un par de peatonales y una plaza bastante moderna, no tiene mucho. Lo más lindo son las vistas de la ciudad amurallada desde lejos:

Así que me volví a la parte vieja, que casualmente es donde estaba mi hostel también (uno de los mejores y más baratos en los que estuve, sorprendentemente).
Cené alguna especie de cazuela de algo con cerdo y maíz, bastante bueno (recomendado por la Lonely), y me fui a la camita.


Al otro día, a la mañana paseé un cacho, me quedé sin nada para hacer, me aburrí, y me metí en un McDonals (que está en la ciudad moderna, no en la muralla, gracias a Dios) a leer, cosa que generó el siguiente post, que les recomiendo mucho.

21/7 - Lyon

Friday, July 25th, 2008

Y al otro día me fui a pasear por Lyon.
No hay muchas cosas puntuales para ver, es en general una ciudad linda nomás.


Hay una catedral arriba de un monte…


Unos anfiteatros de los tiempos de los romanos


Grafittis de Johny Bravo


Casi-Alter-Egos Luthieres de amigos


Como siempre, el City Hall es el mejor edificio.


Esta es una que me encantó, y la vi bastante…
Fachadas que no tienen nada, y les pintan todo un mural zarpadísimo.
Miren esa foto en grande, es genial como mezclan lo real (las ventanas) con el mural.


Ahí va otra

Y no hice mucho más…
Compré mis pasajes para Carcassone, caminé bastante, y me fui a dormir tempranito.
Necesito vacaciones!!

20/7 - Lyon

Friday, July 25th, 2008

NOTA, para los que reciban el mail diciendo que actualicé el blog…
Cómo suelo hacer, dejé todo por la mitad y me sumergí en trabajo 6 meses, así que estoy continuando de donde estaba.
Probablemente sea menos interesante que de costumbre, por todo lo que me olvidé, pero les recomiendo MUCHO mirar de los posts que vienen, el de Hammurabi, y para los geeks, el del Museo de Computadoras (eso ya es otro viaje)

Y de Rennes me vine para Lyon. Mi intención inicial era hacer Lyon, Carcassonne, Niza y Mónaco, pero la verdad, era demasiado ambicioso. Hubiera podido, pero hubiera terminado roto, y no hubiera visto nada.
Así que me conformo con Lyon y Carcassonne. Niza y Mónaco quedarán para la próxima, junto con Andorra y las montañas.

El tren a Lyon me mató, la verdad. No pude dormir nada, y encima estuve bloggeando todo el viaje y llegué recontra mareado. Hecho mierda la verdad.

Comí algo y me vine para el Auberge de Jeuness, que es de los mejorcitos en los que he estado. El lugar tiene muchísima onda, internet gratis, dorms de 14 camas, con ducha y baño en el mismo dorm (cosa que es mucho mejor que al final del pasillo), una maravilla. Encima, todo por 16 euros la noche.

Eso sí, llegar acá me mató. Hay que subir por una pendiente terrible, y bastante larga, y en Lyon hace mucho más calor que en los lugares en los que estuve estos día. MUCHO más calor. Yo estaba con el jean y en la subida casi muero. Literalmente tuve que parar cada 50 metros y respirar porque no daba más.

Y la verdad, entre el cansancio, que ultimamente vengo durmiendo poco siempre, el viaje que me pegó mal, el calor, etc, hoy me lo voy a tomar de descanso. No voy a hacer nada, o casi nada.

Llegué al hostel, me duché, me cambié, y me puse a bloggear un rato. Después me fui a lavar ropa, tranquilo, y ahora estoy en el hostel de vuelta. Ahora me voy a dormir una siestita y me voy a ir a cenar. Mañana ni en pedo me levanto temprano.
Un día necesito parar, vengo a ritmo muy frenético.

Lo único malo del hostel, que en realidad es un problema de mi laptop, es que tiene la wi-fi cerrada con WPA (que ya es casi un standard hoy), y mi laptop de mierda, del año del orto, no soporta WPA, no entiendo por qué.
Esto lo descubrí estando en el Novotel, tratando de conectarme a la wi-fi que usaba todo el staff para laburar. Al final, mientras estaban todos laburando cómodamente en sus escritorios, yo estaba en una esquinita, como en penitencia, como un pelotudo vale aclarar, enchufado al hub.
Y acá en el hostel me cagué buscando donde enchufarme, pero no hay. Así que me tengo que joder.
Voy a ver si le mangueo la laptop a alguno de los miles que están conectados a Internet por acá.

Sino buscaré un cyber, y sino postearé más adelante. Pero ya me puse al día con el blog :-)
Me voy a dormir la siesta.

Una nota de color: las lavanderías acá en Francia.
Las lavanderías son todos lugares “unattended”, donde tenés todas las máquinas y ningún humano laburando ahí.
Pero las máquinas no son cada una a moneda. Tienen un panel central donde ponés la guita y elegís la máquina que tiene que prender (o el jabón, o lo que sea)

Esa es la que fui en Lyon. Miren esa madera. Pueden ser más villeros?


Al final, no dormí nada de siesta. Terminé de escribir, me puse a ordenar la ropa que había lavado, y me dio hambre, así que bajé al Vieux Lyon, la parte vieja de Lyon, que es preciosa.

Primero, la vista desde mi hotel:




Quién fue el hijo de puta que le permitió al Radisson construir ese sorete horrendo ahí en el medio de tanta casita linda?

En fin, Vieux Lyon es todo un barrio de callecitas empedradas y casitas viejas, alrededor de una bruta catedral

Me comí algo por ahí, y me fui de vuelta para el hostel, y me tiré a mirar al paisaje un rato hasta que se me sienta al lado, hablando en inglés, un argentino! Un flaco que está viviendo en España, y se tomó un par de meses y está paseando por toda Europa.

Así que me puse a hablar con el flaco mientras sacaba fotos cada un minuto, para hacer un video de time-lapse del atardecer en Lyon, y cuando se hizo de noche nos fuimos de vuelta al Vieux Lyon a tomar unas birras.




Acá está el time-lapse:

Esperaba que saliera mejor. Tendría que haber sacado las fotos cada 30 segundos, en vez de 60, pero me daba mucha paja.

19/7 - Mont St. Michel - St-Malo - Rennes

Thursday, July 24th, 2008

Otra vez mudanza.
Salí con las valijas del hotel, y me fui para la estación. Mi plan original era volver hoy a la noche a París para salir después para el sur, y llegar a Lyon y luego Carcassone.
Mientras miraba los boletos en la fuckin’ maquinita, y sufría por lo que me iban a cobrar, se me ocurrió una idea brillante (je). No necesitaba pasar por París, desde Rennes seguro podía ir directo a Lyon. Y efectivamente, había un pasaje directo, pero no para esta noche. Bah, sí había. El de esta noche tardaba 13 horas, y llegaba a Lyon a las 7AM. Y había otro con el TGV, saliendo mañana a las 9, que llegaba a Lyon a la 1PM. Y salían más o menos lo mismo.

Ni hablar que me compré el del TGV. Con el otro me hubiera ahorrado la noche de hotel, pero 13 horas en un tren, te la regalo.

Acto seguido, entré a buscar la Consignerie para dejar mi valija, y oh sorpresa, esta puta estación no tiene una. La estación de Angers que es un pueblito de verga tiene, y esta no! Yo no entiendo como a este país berreta no lo expulsaron de la Unión Europea todavía.

Por suerte en los pueblitos la gente es mucho mejor que en París, y en el primer hotel que me metí me dejaron tirar las valijas.

Listo, ya estamos. Agua, Croissant, y derecho a la terminal de bondis, para ir a Mont St-Michel, la única razón por la que estoy acá.

Resulta que en el viaje terminé sentado al lado de una tailandesa que me empezó a hablar de St-Malo, que es un pueblo bárbaro, que no me lo puedo perder. Miré la Lonely, y parecía un lugarcito piola, ninguna locura. También está a 2 horas de Rennes, igual que Mont St-Michel. Y entré a mirar las agendas de los bondis y no me daban ni en pedo. Salvo que hubiera uno directo de St-Michel a St-Malo, pero lo veía poco probable.
Así que descarté St-Malo y dormí el resto del viaje.

En Mont St-Michel el clima estaba para atrás. Un viento de la san puta, el cielo horrible, estaba que se largaba en cualquier momento. Y estaba realmente fresco. Menos mal que me puse el jean, porque me hubiera recagado de frío sino.

Pero el lugar estaba muy muy lindo.

Resulta que este es un lugar con una marea medio rara. Entre la alta y la baja, 6 horas, el agua sube 15 metros. De hecho todo ese parking que ven ahí tiene horarios, con carteles del estilo “A las 6 sacá el auto, macho, porque lo vas a ir a buscar a Inglaterra sino”.
Todo alrededor esto está rodeado de arena mojada, con carteles también de “Cuidado, arenas movedizas”, y “Cuidado, no te alejes mucho que te descuidás, te sube la marea, y te quedás atascado en una isla de arena hasta mañana”. Lindo el lugar.

Y en el medio, se construyeron una ciudad amurallada, con bruta abadía en el medio, arriba de todo.

El lugar es espectacular, la verdad.

Lástima que lo convirtieron en un boli-shopping. Todo lo que alguna vez fue algo en ese pueblito, ahora es un negocio de souvenirs para turistas, un desastre. Y está obviamente atestado de gente recorriéndolo, cosa que lo hace bastante infernal.


Y ahí andaba yo, tranquilamente, caminando a comprar las entradas cuando me cruzo, ni más ni menos, que con Nacho y Sally, los dos argentinos que vinieron de jueces de Software Design.
What are the odds?
Ellos estuvieron todo este tiempo recorriendo Francia con un auto, haciendo un camino más o menos similar al que hice yo, también viendo castillos por el Loire, y justo hoy vinieron a St-Michel, y justo pasamos todos por la misma escalera al mismo tiempo. Si me llegaba a tomar dos minutos más sacando la última foto, no me los cruzaba ni en pedo.

Y la verdad, me vino buenísimo, porque nos cagamos de risa, la pasé bomba.


La abadía está buena como paisaje, pero el recorrido es bastante bodrio la verdad.


Tienen algunas cosas interesantes, como ese ascensor de cosas:
Que adentro es accionado mediante una rueda de hamster gigantesca, con tipos caminando adentro.


Ese es St. Michel, matando un dragón. Parece que eso está en la Biblia en algún lado, y eso es lo que le da el nombre al lugar.

Pero la verdad no le di mucha bola a la abadía. Estaba mucho más interesante el paisaje (incluyendo al monte mismo como paisaje), así que me la pasé hablando con Nacho y Sally.

Una interesante: En el pueblito este, dentro de las murallas, al lado de la abadía, había un Festival de Rock. Rock Cristiano, por supuesto, que es lo peor que le podés hacer a la música, porque tenías un chaboncito desquiciado machacando una guitarra distorsionada al mango, mientras el otro cantaba el Aleluya. Un aborto. Sonaban bien, la verdad, pero un aborto. Y quedaban muy fuera de lugar, la verdad.


Y bueno, Nacho y Sally justo estaban parando en St-Malo, y mañana se volvían a París y a Buenos Aires, así que les invadí el auto, y me arrimaron hasta St-Malo.

Caminamos un poco por el pueblo, almorzamos, y primero que nada fuimos a la oficina de turismo, a averiguar los horarios de los trenes y bondis. Tenía un montón, y hasta las 9 PM, así que estaba super tranquilo. La verdad, tuve un ojete tremendo, no me podría haber salido mejor.

St-Malo es un pueblo de esos que dan al mar, y tienen brutos fuertes de defensa en la playa. Me hizo acordar bastante a Brasil, solo que todo medieval y más zarpado. El pueblito era precioso. Como lo que vengo viendo, pero más de piedra




Con una linda playa, muuuy ancha (pero cuando sube la marea se la come toda)


Un bonito fuerte


Y toda una ciudad amurallada.


Esto es Intra-Muros, la ciudad adentro de la muralla.

La playa estaba llena de tipos haciendo kite-surfing


Parecía como que estaban aprendiendo más bien, porque la mayoría estaban parados en la arena, tratando de controlar las velas. Por supuesto, con el viento de la san puta que había estaba como complicado.


Y al rato salió el sol y se puso lindo, así que nos tiramos ahí en la arena al pedo unas horas, hasta que Nacho y Sally se fueron a dormir la siesta, y yo seguí paseando un ratito.

De nuevo Intra-Muros:




Esta es una playita que había del lado de la muralla con (esto no lo había visto nunca):

Un trampolín!!! En el medio del mar! Son unos genios!


No podían faltar los cañones (y nuevamente necesitaba un partenaire para que me saque todas las fotos graciosas que tenía en la cabeza)

No sé bien por qué, pero tiene un aire muy piratón el pueblo este. No me enteré bien de la historia, pero Nacho me contó que hubo un corsario acá, que tuvo bastante que ver con el desarrollo de todo el lugar.


Y de St-Malo, vuelta a Rennes, vuelta a llamar al viejito, vuelta a la habitación con ducha gratis.
Cené una porquería la verdad, en el primer lugar que vi, porque no logré encontrar la zona copada de la que Nacho y Sally me habían hablado.

Y a la cama de nuevo, que mañana arrancaba tempranito.
Qué bueno que me encontré a Nacho y Sally hoy. Me alegraron el día completamente.

18/7 - Angers - Brissac - Rennes

Thursday, July 24th, 2008

Hoy me levanté bien bien tempranito porque ya vi que todo empieza a las 9. O sea que antes de las 9, idealmente, tengo que haber llegado a la ciudad en la que quiero pasear, haber tirado mis valijas en un hotel, y estar de vuelta en la estación, o en la oficina de turismo.

Mi idea originalmente era pasar la noche en Angers, pero en realidad me di cuenta que no vale la pena, y que mejor sigo viaje.
Ni bien llegué a Angers vi que la estación tenía un locker donde dejar las valijas, así que las tiré ahí, y me compré inmediatamente (porque a esta hora hay menos cola) un pasaje para Rennes. Rennes no tiene nada interesante, pero es uno de los lugares más civilizados que están cerca de Mont St-Michel, uno de los lugares que no me quiero perder ni en pedo, y que está difícil llegar.

Vuelta a Angers.
Empecé por la oficina de turismo, como siempre, a ver qué hay alrededor de acá. Resulta que hay un chateau interesante, aparentemente el más alto de Francia, y está bien accesible con un bondi, así que voy a ir ahí a la tarde.


Teniendo claro el plan del día, arranqué por el Chateau de Angers.
Un castillo bien castillo




Vení, atacame esta.
Se imaginan tratando de traspasar esa bruta muralla? (Esto no se ve en la foto, pero el lugar donde estoy parado está 40 metros arriba del río. Y hay un paredón que baja brutalmente, así que si venís por agua es mucho peor).


Ahí se ve el río visto desde la fortaleza.

Lo más interesante, obviamente, es el castillo por afuera, y las vistas de la ciudad desde el castillo. Pero igualmente entré porque tiene adentro el tapiz más grande del mundo (o algo por el estilo)


Algo me dice que ese jardín no es original, que lo hicieron hace poco…


Una particularidad que no vi antes. Como a todos, a los que vivían acá les gustaba la caza, pero estos cazaban con halcones. Y tenían las jaulas donde los criaban ahí.


También tenía unos lindos jardines decorados. Aunque de nuevo, me parece que esos no son originales, porque están donde normalmente iría el foso con cocodrilos.


Y ese es el tapiz más largo del mundo
Esta es la mitad, como ven ahí, dobla la esquina y sigue bastantes metros más.


Todo con imágenes, si no me equivoco, del Apocalipsis.



Terminado el castillo, me puse a pasear un poco por el pueblo.

Tiene una catedral bastante zarpada, en el medio de, otra vez, un pueblito super medieval.



El mismo estilo que Notre Dame, digamos, salvando las distancias.


Ahí estoy a la altura del río, y se ve bien el paredón que hay que escalar para llegar a la base de la muralla del castillo.
Te quiero ver atacando ahí.


Y como al mediodía me tomé el bondi al Chateau de Brissac.


Tiene unas cuantas particularidades este castillo.
Para empezar, fíjense bien la última foto. Van a ver que tiene dos estilos completamente distintos, que no pegan ni con moco.

Resulta que este era un castillo medieval, y en algún punto, a uno de los dueños le pintó hacerlo un poco más moderno. Entonces tiró a la mierda la parte del medio, y empezó a construir con un estilo mucho más parecido al que veníamos viendo en París. Las torres las dejó de entrada, porque las necesitaba para defensa, pero planeaba tirarlas.
Y en el medio de la obra se murió el tipo, y al hijo evidentemente le daba paja terminarlo, así que lo dejaron así.

La verdad, es un aborto, pero queda buenísimo.

Aparte tiene un parque muuuuy grande, y hasta viñedos

Ahora, el problema con este castillo es que la familia sigue viviendo acá, y para visitarlo sólo podés entrar con un tour guiado. La verdad, no entiendo por qué. La mitad de los castillos que vengo viendo tienen a la familia viviendo ahí, y te dejan visitarlo tranquilo.
Cuestión que el tour en inglés empezaba 13.15, y mi bondi se iba a las 14.00 y yo ya me las veía negras.

Igual estuvo bastante bueno el tour.
Nos contaron de toda la historia de todas las generaciones de duques y marqueses que vivieron acá. Parece que tienen este castillo hace 15 generaciones, y se lo siguen heredando. El actual duque tiene un hijo, que es el marqués, que tiene 4 hijos.
Así que nos mostraron fotos de la familia, y cuadros de todos los ancestros.

Lo loco es que el castillo tiene como 6 o 7 pisos, pero están ocupados la planta baja y los primeros dos nada más. El resto está, según me dijo la guía, vacío.

Adentro de la casa no se podían sacar fotos tampoco, así que no tengo mucho para mostrar, pero la visita estuvo interesante.

Al final, como siempre, la degustación del vino que hacen en el castillo.
Una porquería.

La verdad, me parece que en Argentina estamos realmente muy mal acostumbrados gracias a Mendoza. Tenemos MUY buen vino, y muy barato (cosa que yo ya sabía, pero sin comparar contra otras cosas es difícil saber qué tan bueno). El vino francés, que supuestamente es buenísimo, no tiene nada que hacer, ni siquiera, al lado de un Latitud 33, y tenemos vinos MUCHO mejores que el Latitud en Argentina.
Y eso que no estoy tomando solamente vino berreta elaborado por ricachones que no saben nada pero tienen su castillo y mucho tiempo libre. En la cena que tuvimos con Microsoft tomamos vino que supuestamente era digno, y también era bastante choto. O sea, estaba bien, pero en Argentina es un vino de batalla eso.
Conclusión: Una porquería el vino francés.

Y por supuesto, perdí el bondi de vuelta, y el próximo era a las 17.30.
No tengo los datos, pero me parece que este pueblito es el más chiquito de todos en los que estuve. Realmente no había nada de nada de nada de nada.

Así que me fui a la plaza donde estaba la parada del bondi, me puse la alarma en el celular, y me tiré a dormir.
Mucho no funcionó, porque me dolía la espalda, me mataba el sol, me daba frío… Pero dormí una horita y media como un campeón, y después di vueltas en círculos por el pueblo hasta que me aburrí en exceso, y me compré un librito de sudoku. Que son una mierda, pero mejor que nada.

Y llegué a Angers bastante tarde, no tuve nada de tiempo para seguir paseando. Una lástima, porque era un pueblito muy lindo, pero al mismo tiempo, era igual a todo lo que vi antes.
Al final me quedé en la estación esperando el tren. Por primera vez en todo el viaje, el TGV, que será TGV, pero no va tan rápido. El shinkansen japonés va extremadamente más rápido. Este… 300 km/h mis bolas.


Y a Rennes llegué tipo 9 de la noche, así que llamé a un hostel que estaba en mi guía, y fui directo.
Me atendió un viejito divino, que cuando vio mi pasaporte me dijo “Ah! Vous ette italienne”, y me dijo (claro que no le entendí hasta después) que me daba la habitación con baño y ducha al precio de la que no tenía ni baño ni ducha. Me avivé recién cuando llegué a la habitación, y bajé a agradecerle. Un divino el viejito, me hizo descuento por ser italiano. Le pregunté si él también era italiano, y por suerte me dijo que no, porque se iba a dar cuenta al toque que soy un italiano de tercera. El tipo era suizo, y no entendí por qué, pero le gustaban los italianos.
Fine for me, no me iba a quejar.

Y bueno, 10 de la noche, y tenía que comer, y a las 11 me cerraban la puerta del hotel, así que salí corriendo porque los restaurants acá se toman su buen tiempo para todo.
Terminé en uno que tenía buena pinta pero no era muy caro. Me comí uno de esos menús de 2 platos y postre que tienen acá, y no sé qué comí, pero estuvo buenísimo.
Y de postre, viene el tipo y empieza a recitar los postres que tenían. Puta madre, por qué no me traés la carta, que leer es mucho más fácil que escuchar francés?
Pero en el medio del recitado, el tipo manda “Ile Flotant”. Ah! la palabra mágica! ese quiero!

Y finalmente entendí por qué se llama isla flotante. Resulta que nosotros la comemos mal (igual me gusta más nuestra versión). Resulta que la esponja propiamente dicha, no viene bañada en sambayon. Acá, viene en una compotera con Creme Bruleé, y la esponja flotando adentro. Ahora todo tiene sentido!
Estaba buenísima la verdad.