2/9 - Cambodia

NOTA DESCOLGADA: Se acabó lo que se daba
Bueno…. Se acabaron las fotos, los videos, y los lujitos. Todas estas hermosuras de las que veníamos disfrutando, gracias a la banda extremadamente ancha de Japón, no van a ser posibles con las conexiones de MIERDA que hay (o al menos las que vine encontrando) en Tailandia y Camboya.
Así que a partir de ahora me parece que volvemos al viejo formato de muchas pelotudeces escritas (que, siendo más parecidos a la India, estos lugares se prestan más a eso), y muchas menos fotos.

Y tal como había planeado, me levanté 4.30 am. Qué día largo que fue hoy!

De entrada, nomás bajar al lobby, el bar seguía activo (pero por suerte poco lleno). Vi bastantes parejitas de muchacho occidental con muchacha tailandesa, esta última demostrándose bastante cariñosa hacia el mencionado sujeto y… como diría Oblongo… Sospeché algo raro. Eso es olfato!

Pero bueh, ignorando el puterío me fui al 7-11, que ya anoche había visto que hacían unos tostados que tenían bastante mala pinta, y me clavé uno de desayuno (es lo que hay, que se le va a hacer), y me senté en el lobby a esperar al taxista.

Por suerte vino en hora, y todo bien. De hecho, el camino hasta Cambodia fue bastante uneventful, salvo por un pequeño detalle. Subo a mi avión, enfilo para mi asiento, y cuando estoy por llegar una azafata me pregunta cuál es mi asiento, al mismo tiempo que veo que el que yo creía que era estaba ocupado.
Hmmmm, saco el boarding de nuevo, y efectivamente mi asiento estaba ocupado. De más está decir que me chupaba reverendamente un huevo, y yo trataba de convencer a la azafata de que no joda, que me siento en cualquier lado, mientras ella le pedía los boarding a las 3 minas que estaban en la fila (porque estaban juntas, y cambiadas de asiento entre ellas). Efectivamente una tenía el 19A igual que yo, y yo insistía en que me chupa un huevo, me siento en cualquier lado, hasta que la azafata mira bien y dice…

“Ah, nono. Vos vas a Siem Reap. Este avión no va a Siem Reap”

Excuse me???
Ah, bueeeeno.
Primera vez que me pasa en mi vida. Hice el check-in, fui al gate correspondiente, hice boarding, me subí al micrito, todo bien. Y llegué a otro avión…
Al toque entraron a hablar por handies, me bajaron del avión, y me pusieron a esperar a otro micrito que me venga a buscar, mientras yo intentaba averiguar qué carajo había hecho mal, pero la minita insistía en que el error había sido de ellos, así que nunca lo voy a saber.
Lo cierto es que creo que en la misma puerta abordaban 2 aviones, uno atrás de otro, y la que se equivocó fue la minita que me despertó (porque yo se lo había pedido antes de tirarme a dormir ahí en el piso adelante de la puerta), que me despertó para el boarding anterior al mío.
Pero la maquinita esa poronga donde meten los boarding no debería haber avisado? (O escupídolo, aunque sea) No lee la banda magnética esa poronga, y verifica algo de algo? O al menos el pelotudo de la puerta?

En fin, ahora aprendí. A partir de ahora y hasta que llego a Singapur, ni bien subo a un vuelo le pregunto al comandante de a bordo “Este va para …?”, como si fuera un bondi a Retiro. Lo parió con Asia, viejo. No te podés descuidar ni un segundo.

Fuera de eso el vuelo estuvo bien, y llegué a Siem Reap sin mayores incidentes. Mi mochila llegó conmigo, para mi mediana sorpresa después del incidente anterior, y anduvo todo bien. En inmigraciones se tomaron su tiempo los muchachos, eso sí. Pero ya ví que Cambodia es así, se toman las cosas más tranqui. Una linda es que te cobran 20 dólares para darte la visa (o sea, para dejarte entrar), cosa que normalmente no me molestaría, pero dado lo que representan 20 dólares en un país como este, es una estafa. De hecho, la visa más la entrada a los templos (otro choreo, 40 dólares por 3 días) suman más guita que TODO lo que gasté y voy a gastar en Camboya en estos 3 días, incluídos hoteles, comida, regalos, todo.
Pero bueh.

Y pasadas migraciones hay un lugarcito donde caen todos, donde elegís qué tomarte a la ciudad. Las opciones obvias eran taxi ($5) o van ($7), y estaba mirando a un grupo de franceses, a ver si se tomaban la van y entraba yo también, hasta que ví la tercera opción. Motito: $1.
Un dolar!!

Ya fue, vamo arriba con la motito.
Una cosa linda de Cambodia es que la moneda local es un chiste, entonces para todo se usan dólares, especialmente en las zonas turísticas. También se usa bastante el baht, pero por sobre todo los dólares. La tasa de cambio es 1 dolar, 4000 y pico riel, y nadie sabe bien cuánto es exactamente, pero se redondea a 4000, y la moneda local se usa como monedas de dólar.
O sea, si algo sale 50 centavos, pagás con un dolar y te devuelven 2000 riel. Es sumamente práctico, y la verdad es que se pierden algunos centavos por transacción, pero como todo acá igual tiene precio al voleo y discutible, igual siempre perdés cada vez que pagás, así que nimporta.

Lo bueno es que otra vez estoy en un lugar con precios comparables a los de la India. De hecho, me hace acordar bastante a Nepal este lugar. Es como la India, pero un toque más civilizado. La gente más simpática, los precios te cogen menos (en la relación precio turista/precio real, digamos)…
Y todo es super barato. Mal.

Lo cierto es que tampoco regateo a muerte. Me parece casi deshonroso acá. Realmente es MUY pobre la población en Cambodia, y cuando te dan un precio no empiezan por una pelotudez. No te piden 30 dolares por un adornito, te piden 5. Entonces no se lo regateo a morir. Se lo bajo un poco por principios y le termino pagando el triple de lo que vale, pero la verdad que a mí me cambia en un dolar el bottom line del viaje. Supongo que el cambio de mentalidad viene porque viniendo de Japón, donde todo es carísimo, y estando acá donde la gente está realmente al límite, y encima es amable, no da. No me da discutirle a un tipo por una cantidad de guita que para el va a significar comer más y/o mejor, y yo la usaba en comprarme una latita de coca-cola hace una semana.
Y de nuevo, es fundamental el hecho de que estos tipos no son naturalmente garcas, y avaros al límite. Que no queden dudas, si vuelvo a China, voy a pelear a puño y espada hasta el último yuan. Chinos de mierda!. Y por lo poco que vi, en Tailandia (o en Bangkok al menos), también. Pero acá ni da.

En fin. El viaje en motito hasta el hotel (que de hecho, no tenía hotel) estuvo excelente. Me hizo acordar mucho a Khajuraho. La “ruta” mucho más decente, eso sí, pero la clase de construcción que veía por momentos, las vacas comiendo al lado de la ruta…
Y ya cuando íbamos llegando, el flaco empieza

- “tenés hotel?”
- Nah, pero dejame por ahí por el centro y yo camino y encuentro algo (viniendo para acá, ya había visto guesthouses a razón de 3 o 4 por cuadra, consistentemente).
- No, pero yo te recomiendo uno, no sé qué. (Y yo me quería ahorrar la comisión del muchacho, obviamente)
- Nono, en serio dejame acá y yo camino

Pero no se iba a dejar convencer tan fácilmente. Me llevó a uno, y le pregunto (a él, ni entré),
- Y este cuánto sale?
- Y… 6 o 8 dólares
- Naaah, muy caro!
- Vos cuánto querés gastar?
- 2 o 3!
- Baño privado / Agua caliente?
- Me viste cara de Rockefeller vos a mí?

Y me terminó trayendo acá:

que es bastante más choto de lo que aparenta si uno mira la entrada, pero igual está más que decente. Habitación sin baño: $3. Con baño: $5.
La miro, estaba bien, limpia, incluía toallas (un gran plus), Internet gratis, la cantidad exacta de olor a humedad (ni tanto que es insoportable, ni tan poco que parece que no sos un backpacker inmundo vagabundo).
Deal. 9 dólares por 2 noches de hotel. Y eso incluye (presumiblemente) la comisión del motito guy.

Y en la parte de atrás, hay toda una zona con minas lavando platos ahí al aire libre, casitas de paja, cosas así.


Mucha onda, la verdad. Me gusta esta ciudad / pueblito.

Y a todo esto, yo ya tenía una sensación mucho más linda adentro.
No sé bien en qué momento, pero entre la onda del lugar, que es super rural, y super tranquilo, los precios ultra-baratos sin gente que me quiere robar constantemente, y la buena onda de la gente del lugar, pasé instantáneamente de mi estado de “La puta madre, otra vez me metí en la India”, a “Uiiiiiiiii!!! Estoy en la India de vuelta!!”
Espero poder verle ALGO positivo a Bangkok, y estar de buen humor ahí también.

Cuestión que me instalo, me pongo repelente de mosquitos como si fuera perfume y yo fuera a cenar con la heredera del trono de Holanda, y salgo. Obviamente, el flaco de la motito me está esperando con carita de feliz cumpleaños
“Vas a los templos?”

Long story short, eran las 10AM, yo estaba arriba desde las 4.30, y hace 3 noches que no duermo decentemente, mucho no iba a durar. Negocié con el tipo que me pasea todo el día por los templos hasta las 3PM por 6 dólares. Una ganga.

Y arrancamos. El camino otra vez una masa, pero las fotos se las muestro a la vuelta (ver arriba, nota sobre el ancho de banda).

Pasamos por la ticket office, donde me cogieron 40 dólares sin anestesia ni nada, y me resultó muy gracioso ver por qué la guía recomienda no cambiar guita. Había un chino al lado mío que tenía un sobre con un millón de billetes. Mal, no exagero. Y el tipo ni la contaba, agarraba y le daba un fajo de billetes a la mina. La mina los contaba, y decía “Faltan xxx”. OK, agarraba y le daba una pila más grande. Otra vez la mina los contaba, y seguía faltando… “Más todavía?” Decía el chino… Una cara de tristeza tenía el pobre, no podía creer la moneda de mierda que estaba usando.

Una cosa que sí me pareció muy notable del camino es que hay muchísimos hoteles super-nuevos, gigantes, obviamente pensados para extranjeros adinerados, y también infinita construcción. Camboya acaba de salir de un quilombo gigantesco (ver abajo), y ahora que se abrió al turismo, se viene con todo. Están creciendo que da miedo, y realmente se lo ve como un lugar que mucho no tiene para turistas todavía, pero de a poquito lo van armando. Y la verdad, con los templos bestiales que vi hoy, la verdad que les va a funcionar y todo (mientras el gobierno se mantenga medianamente estable)

NOTA DESCOLGADA: Lección de historia
Resulta que Camboya acaba de salir, aparentemente, de un gran desastre ultrasangriento. La historia la leí unas cuantas veces, pero no me termina de quedar del todo clara. En parte porque tampoco conozco la historia de las guerras de la región (Vietnam vs. USA, Korea vs Korea, China vs el mundo, etc).
Así que agradeceré toda clase de correciones, explicaciones y aclaraciones que los que sepan más de historia que yo puedan agregar.

En resumidas cuentas, porque en más detalle realmente no entiendo la historia (a pesar de que leí la extensa reseña de Lonely Planet varias veces. No me termina de cerrar), Camboya estuvo en guerra con Vietnam y Tailandia, medio metida en la guerra yanqui con Vietnam (teniendo muchas tropas vietnamitas refugiadas en Camboya, que el gobierno obviamente veía como un problema de Defensa).
Y en 1975 asume un regimen militar llamado Khmer Rouge, que pretende convertir de un día para otro a Camboya en un regimen cooperativo agricultor Maoísta. Toda la gente fue forzada a migrar de la ciudad al campo, y cualquier intento de desobediencia básicamente te mataban y punto. Obviamente cualquiera con un mínimo poder político contra este nuevo régimen también fue ejecutado. Hubo varias guerras civiles en el medio, más las muertes por las hambrunas generadas por estos fieles seguidores del imbécil comunista del Norte, claro.
Por suerte se pusieron avaricios, y entraron a reclamarle terrenos (que antiguamente eran de Camboya) a Vietnam. Los vietnamitas, que venían de romperle el orto a los yanquis en la guerra, vinieron y los hicieron cagar en 2 semanas, y se acabó la discusión.
Y luego vinieron toda una serie de guerras civiles de todo tipo pero de nuevo, no entiendo.

Lo interesante de todo esto es que entre otras cosas dejó al país con el dudoso privilegio de ser el campo más minado del mundo. De hecho, la Lonely constantemente recomienda, recuerda, y menciona, que por NADA DEL MUNDO salgas de los caminos obviamente marcados y bien transitados. Hace referencias del estilo “si estás en el medio de la nada, y te dan ganas de cagar, cagá al borde del camino, no te metas a la selva. Mejor que te vean cagando y no perder una pierna.”
Y la verdad, se ven bastantes tipos con algún miembro menos por las minas. Y la Lonely lo dice suficientes veces como para tomárselo en serio la verdad, así que estoy un toque paranoico con el tema de caminar atrás de alguien, pisando exactamente en el mismo lugar que él. No vaya a ser cosa…

Igual mucho no me cierra. Yo tenía entendido que una mina te vuela a la mierda medio pelotón más o menos. No termino de entender cómo “solamente” te vuela una pierna. Me resulta como cara la idea de minar todo un país para eliminar soldados a razón de uno por mina…

Y termino con otro dato interesante, que creo que sirve para dimensionar un poco la masacre de los años recientes.
40% de la población de Cambodia es menor de 15 años.

Cuestión que en algún punto del recorrido, venía pensando… Camboya… Estoy en Camboya!. Suena al culo del mundo MAL, mucho peor que China y Japón. De hecho, si me preguntabas hace un año, seguramente hubiera jurado que Camboya estaba en África. Pasa que yo planeé este viaje con el mapita del Sudeste Asiático, y viendo más o menos qué recomendaba la Lonely, pero no me paré demasiado a pensar a dónde estaba yendo…
Camboya…
Suena más exótico que la mierda, no?
De hecho, a mí me suena a “lugar donde Angelina Jolie se va de shopping cada vez que quiere adoptar un negrito nuevo”.
En fin…

Seguíamos en la motito, y de repente entro a ver un lago gigantesco, que resultó que no era un lago… Era un foso… En mi vida vi una cosa así, mide como 200 metros de ancho, es muy bestial. Y en el medio, la estrella de la ciudad, Angkor Wat.
Y yo ya estaba preparando la cámara, y pensando “Puta madre, tengo sol de frente”, cuando veo que el tipo no tiene ninguna clase de plan de parar y le digo “Qué onda? Esto no es Angkor Wat?”
“Sí, pero vamos primero a los templos del norte, porque con esta luz no podés sacar fotos”
Capisimo el pibe! Bien ahí!!!

Así que arrancamos por los templos del Norte, por el más importante: Bayon.

Primero, eso sí, la puerta de la muralla.

Resulta que este lugar es un campo GIGANTESCO (mucho más grande que el de Khajuraho, o inclusive que todo Khajuraho), con unos templos del siglo X-XII, que no solo están impresionante, sino que hay como un millón, varios con sus particularidades, muchos ni siquiera dignos de mención.

Bayón es una bestia de estructura, muy enorme, con 54 torres portando 4 cabezas cada una. La verdad, impresiona de acercarse nomás.
(Y nuevamente lamento no poder subir más fotos. Puta madre!)


Mucho bajo relieve en la pared…

Que la verdad son espectaculares, y es notable cómo se han conservado. Me parece que acá en estos metieron mano y los hicieron de nuevo.
Aunque en realidad esa es otra cosa impresionante. Camboya siendo lo que ha sido, no hay guita para andar armando y restaurando templos, ni tiempo para andar pensando en esas pelotudeces. Con lo cual todo es bastante auténtico (y está en bastante mal estado también)



Muy impresionante la cosa esta, la verdad.
Y de ahí seguí por los templos de la zona, que no son tan memorables.
O en realidad, sí, son zarpados, pero viendo Bayon primero no impresionan tanto.



Una particularidad es que como era esperable, te asedian bastante para manguearte y venderte cosas. Sobre todo, venderte cosas. Pero hay un montón de niños que prácticamente te obligan a que les saques una foto, con la excusa de que quieren verla, y después de la foto te manguean “for study” o “for school”.

Pero estuvo buenísimo meterme por acá, porque encontré toda una serie de casas donde los tipos viven realmente, bastante alejado de lo que es turístico. Muy lindo de ver, la verdad. (Y no entiendo cómo no saqué fotos!)

Y después de pasear un buen rato, me fui a uno de los grandes lugares llenos de negocios y me compré de todo.
De entrada, había unas pinturas espectaculares. Y baratas!
También me compré 2 remeras ($2 c/u) que no creo que lleguen a Buenos Aires, porque son una mierda y no vale la pena trasladarlas (y no son tan mierda como las ropas de Nepal, que valía la pena verlas por lo franciscanas), pero que me van a venir muy bien estos días.

Y una cosa que es notable es que en estos puestitos venden una serie de libros y películas, que son exactamente los que la Lonely recomienda leer para saber sobre la historia de Camboya. (Big surprise). Igual me parece que es un fenómeno medio huevo-y-la-gallina. O sea, o venden estos porque la Lonely los recomienda y son los que la gente busca, o la Lonely recomienda estos porque son los que estaban a la venta, y entonces se compraron esos para leer. Pero bueh, me entró a perseguir una nenita ofreciéndome una Lonely Planet de Camboya, que no la necesito pero la verdad me la quería comprar como souvenir (quedan re-lindas en un estante las Lonely todas juntitas), y no entiendo bien cómo, pero salía 4 dólares, así que se la compré sin regatear ni nada (ninguna Lonely baja de 20)

No me queda del todo claro cómo es la onda. La impresión es un poco más chota que la de verdad, pero lo cierto es que está muy bien, está bien encuadernadita, tiene todas las secciones de fotos a color (que presumiblemente es lo más caro, y lo primero que sacarían). No sé bien qué onda, pero la verdad, una ganga.

Ya la cagué. Venía bien, la verdad. Venía liviano, comprando pocas porquerías (debo reconocer que los precios de Japón me la dejaban fácil), pero acá cagué. Entre que te asedian para venderte cosas, que todo es ultra-barato, y encima muchas cosas están buenísimas, ya me veo otra vez con las estratagemas para pasar el check-in. Qué boludo que soy, no aprendo más, por Dios.

Finalmente me senté a comer, pero después me entró a laburar el cerebro de andá a saber qué estoy comiendo, si en este lugar en el medio de la nada (en los templos, no en Camboya) tienen la comida fresca, y no hay ni un solo occidental comiendo, y la puta madre, etc. Igual comí y mal no estaba, pero comí poco porque no me generaba mucha confianza la verdad…

Y después de postre me mandé una que tengo ganas desde Korea. Resulta que no sé en qué contexto, en Korea me vino con la comida un cachito de ananá, que mucho normalmente no me gusta, pero resultó ser el mejor ananá que comí en mi vida. Es muy loco, pero el ananá acá tiene exactamente el mismo gusto, es también super dulce, pero no tiene ese ácido horrible que te deja en la boca el ananá de allá (o al menos el que yo comía en Brazil). Y de entrada le venía rajando, pero ví un par de extranjeros comiéndose uno, les pregunté, me dijeron que ellos consideraban que todo lo que tuviera cáscara gruesa es sano, y ya, me clavé un ananá entero. (Sisí, todo un ananá entero. 1 dólar. Hermoso)

Lo que descubrí después es que sí te deja ese ácido en la boca, si comés suficiente cantidad (y yo comí más que suficiente cantidad). Y encima, no sé bien por qué, pero hace un par de días que tengo toda la boca llena de yagas, aftas, y toda clase de cosa que cura el Oralzone, y me entró a arder como la reputísima madre que lo parió. Cómo puteé a los ananás estos de mierda!
Pero qué bueno que estaba!

Y ya a todo esto eran como las 2 de la tarde, así que agarré a mi chabón de la motito, y nos fuimos para Angkor Wat. La verdad, muy impresionante. Igual supongo que hubiera estado mejor verlo de entrada, porque después de lo que venía viendo hasta ahora, no fue taaaaan zarpado.


Este es uno de los side-effects de la masacre. Se ven muchos monjes adolescentes.
(Lo que está de fondo es más o menos la mitad del foso que les decía)

Esa es LA imagen de Camboya. Está en la cerveza, en la moneda, en la bandera. Este templo representa todo el sentido patrio de esta gente, todo el orgullo de haber pertenecido al imperio Khmer. (Que yo jamás lo había escuchado nombrar, pero parece que era un imperio de la san puta, digno de sentirse orgulloso de haber sido parte de él)

Nuevamente un templo gigante, con unas torres MUY altas (para la época, no?), mucha pero mucha, pero mucha escultura por todos lados.



Esa es otra imagen bien típica. Es un arte muy de acá, que aparentemente no tienen los vecinos (habrá que ver Tailandia y Vietnam)


Subir esa escalerita sí que da miedo. Aparte algo muy lindo es que todos estos templos tienen un cartelito “Climbing at your risk”. No te lo prohíben, pero después andá a cantarle a Gardel.




La verdad, las fotos no le hacen mucha justicia al lugar (y el hecho de que no pueda subir 1000 no ayuda).


Qué buena foto que saqué!!!!
(le falta un poco de encuadre. Ruso, cuento con tu mano mágica)


Esta es hermosa. Un monito despiojando a un tipo.

Y a todo esto yo ya estaba muy cansado, trepar hasta arriba de este templo fue bastante duro, y encima me empezó a pasar algo que me tiene bastante preocupado. Me están doliendo mucho las rodillas. No es normal, no debería pasarme, y no empezó de a poco, se vino de golpe, así que espero que se arregle rápido, porque sino no voy a poder pasear un carajo más.

Y me volví para el hotel, a dormirme una buena siesta.
A la nochecita cené acá mismo (el hotel tiene un restaurant en la terraza), con unos ingleses copados que me crucé. La comida no es demasiado digna de mención, la verdad. Espero encontrar algo mejor mañana.

3 Comments to “2/9 - Cambodia”

  1. Clem Says:

    La historia es como la escribiste, Vietnam del Norte, comunista con su lider Ho Chi Min y su general genio militar Nun Van Teck o algo asi) primero derroto a los franceses y luego a los yankees. Eran comunistas mas bien prorusos pero no boludos, años después agarraron para el capitalismo.
    Laos era una extensión de Vietnam, el Vietcong (la guerrilla comunista en Vietnam del Sur) pasaba de V.Norte a VSur a traves de Laos, por eso los yankees extendieron la guerra y los bombardeos a Laos (tambien fracasaron parece que le dieron licencia a Rambo y Chuck Norris el mismo dia)

  2. Clem Says:

    En cambio en Camboya estaba el Khmer rojo prochinos maoistas y absolutamente locos, justamente en la epoca de la revolución cultural china que tambien provocó millones de muertos por hambrunas. Tenían fama de ser los más sanguinarios de la tierra y mirá que tienen compencia….

  3. ruso Says:

    Recomendacion: Elongar. Elongar bien la zona de las rodillas (acostado en la cama, elevas una pierna intentando formar un angulo recto hacia arriba y tratando de ir con el dedo gordo del pie hacia tu cara). Hacelo todo lo que puedas, y que te duela un poco.

Leave a Reply