8/8 - Excursiones MS

Bueno…
Hoy fue el día de excursiones de MS. Teníamos 4 o 5 excursiones planeadas, pero fue cambiando sobre la marcha porque, para variar, llueve de nuevo!

Pero bueno, subimos a los micros, y todos a un museo que era un bodrio MALLLL. Todos los que estaban ahí se querían ir, realmente una cagada. Para sumar al embole, cada movimiento de gente implicaba más o menos 40 minutos, entre que se subían todos a todos los micros, arrancaba el micro, y luego bajaban todos, se juntaban, etc. O sea, más allá del tiempo de viaje, se perdía casi 1 hora por CADA parada. Un bodrio. Por lo menos aproveché y dormí un cacho en cada tramo.

En fin, después del museo nos llevaron a Gyeongbokgung.

NOTA DESCOLGADA:
Tengo una imposibilidad absoluta de acordarme estos nombres de mierda. Cada vez que uso una guía tengo que mirar todos los papeluchos que vengo juntando para ver si ya
fui ahí o no.

Este SI estuvo bueno. Por lo que ya había visto en el brochure, iba a ser una especie de Ciudad Prohibida, pero chiquitita. Y más o menos era eso. Un lugar donde vivíeron los reyes en algún momento, con sus palacios, sus salones para tomar el té, y por supuesto, una pequeña ciudad para guardar a los sirvientes.

Van algunas fotos nomás, no hay demasiado para decir porque obviamente, no teníamos guía.


El guardia de la entrada


De ahí nos llevaron al gym olímpico, (NOTA: Korea vive en la gloria pasada de haber sido host de una olimpiada, y se nota mal) donde nos dieron de comer. Hicieron un bowl gigantesco de la comida típica de acá: el Bibimbap (o algo así)

Ahí estaba el koreanito haciendo el detallito del medio, poniendo “Imagine Cup” con un stencil de sésamo. Por supuesto, hicieron todo el show bien yanqui. Disfrazaron una docena de pelotudos de cocineros, los pusieron a revolver, la típica.

Y ahí nos ponen a todos a hacer la cola para morfar (500 tipos hambrientos, imaginate), y me cruzo con los pibes argentinos, que me dicen “eso es una mierda, me voy a comprar algo”.
“Bueno, son chicos”, pensé.
Por Dios!!! Qué basura lo que nos dieron! Realmente era muy MUY feo. Me tuve que ir a comprar unas Rex. Y no fui el único. Todo el mundo pensaba que era una basura (salvo Brian, y un par más).

En fin, otra parte del día que era una cagada. Y por supuesto, no había chance de que mejore.

Del gym olímpico nos llevaron a unos ferries de mierda, a hacer un paseo por el río Han. No me queda bien claro cuál carajo es la idea de ese paseo, porque de la ciudad no se ve una mierda, y la verdad es tremendo bodrio. En un día lindo. En un día de lluvia, la verdad que el barquito se lo podrían haber metido en el ojete.

Y después, para terminar de cagarla, nos tiraron en Insadong. Supuestamente, un “very typical South Korean market”. Resultó ser una callecita pedora, de 10 cuadras de largo, llena de negocios vendiendo pedorradas para turistas. Y como era obvio, nos dieron 1 hora para caminar por ahí, así que ni siquiera llegábamos a ir a otro lugar interesante, o a alejarnos mucho.

Igual la zona me gustó. Voy a tener que volver de noche, porque parece piola. Tiene una onda parecida a un barriecito que me había gustado mucho de Japón, de noche. Mucha vida, restaurantcitos por todos lados, callejuelas con negocitos. Muy piola.
Y ya que estaba ahí, y que no pensaba ponerme a comprar souvenirs, me fui a la NoSeQué Tower, que me la recomendó uno de la oficina de información para turistas, como un lugar donde había una librería. Y me compré la Lonely de Seoul, que me venía haciendo falta.

De paso, la NoSeQué Tower es un landmark de la ciudad, así que les dejo la foto:

Y para terminar de cagarla, de Insadong nos llevaron…
A cenar con el Alcalde de Seoul!

A quién se le ocurre tamaña pelotudez?
Obviamente, teníamos una habitación con 500 monos hambrientos, cansados y aburridos, y pusieron al alcalde, y a media docena de “invitados de honor” (no se qué de UNESCO, un par de franceses, pelotudeces así), que por supuesto pasaron uno por uno al escenario a agradecer uno por uno a todos los otros invitados especiales.

Nos queríamos matar. A quién carajo le importa que el alcalde nos venga a saludar?!?
Pero bueh, la comida mal no estaba.

7 Comments to “8/8 - Excursiones MS”

  1. clem Says:

    El chino guardia de la puerta parece un colorado del monte de Juan Manuel de Rosas, con lanza y todo, le falta una cabeza de unitario degollado nomás
    La torre icono esa es un tanque de agua….
    Cenar con el alcalde me hizo acordar al libro sobre el que invierte en china

  2. Chinoxxi Says:

    Estaba viendo la majestusiodad peruana que lleva el guardia ese de ropa en la torre del terror, hasta que me detuve en un detalle que mis ojos no podían contener, más porque quería saber si padezco de daltonismo, o es un acto de integración al mundo homosexual de tu parte. ¿QUE ES ES PARAGUAS MARICÓN QUE TENÉS EN LA MANO?

  3. andri Says:

    paraguas barato de nylon pegado! yo tenía uno :)

    cuanto más en korea?

  4. Hernan Says:

    Debo admitir que nacho me gano de mano con el comentario del paraguas pero la verdad me parece que entre la pose y el paraguas sos la version fea de merry poppins.

  5. peptido Says:

    El paraguas nos lo dio Microsoft. De hecho el mío por lo menos era violeta, había otros rositas.

    Y la verdad, me la pueden chupar los dos.

    Viejo: Me parece que la torre esa no es un tanque de agua, creo que hay miradores ahí arriba. No sé si voy a tener tiempo de averiguarlo, though.

  6. ChinoXXI Says:

    O sea que ni siquiera sos un puto macho que va y se elije el rosa, y dice si, soy puto y qué, sino que sos un putito resentido que agarra el violeta.

    El verdader macho no usa paraguas.
    Ni tiene pose gay.

  7. peptido Says:

    Esacto, soy tan puto que ni uso el rosa.

    Y en lo del verdadero macho coincido completamente con vos.
    De hecho de entrada no lleve paraguas, decidido a mojarme un poco. Con lo que no contaba era con que los pelotudos de Microsoft nos iban a tener 10 minutos parados abajo de la lluvia, esperando el Anio Nuevo Koreano.

    Asi que como a los dos minutos de mojarme y ver que no nos moviamos le manguee el paraguas a Brian, que estaba con su piloto mojandose muy contento.

    Y antes que digas que el verdadero macho se moja igual… Ta. Pero ya hice esa pelotudez en Calcutta y la pase como el orto.

    Con lo de la pose gay tenes razon igual.

Leave a Reply