20/8 - Himeji

Y hoy sí estuvo bárbaro.

De entrada a la mañana me volví a cruzar con los yanquis, que me vino joya la verdad, porque iban en taxi a la estación, y yo tenía cero ganas de esperar el bondi con las mochilas, así que me colé con ellos.

Llegamos a la estación, y estuvimos un rato para comprar el boleto a Himeji, porque era más caro que lo máximo que marca la máquina, así que estuve con una japonesita un rato viendo cómo mierda hacer, hasta que me mandó para la oficina donde había humanos vendiéndolos y listo.

Y después de 3 combinaciones de tren y 90 minutos, ya estaba en Himeji. La onda es que esta es una ciudad SUPER chiquita, que lo único que tiene es un castillo, que aparentemente está unánimemente reconocido como EL mejor castillo de Japón.

Camino al castillo aproveché y comí una de las grandes exquisiteces japonesas. Unagi (anguila) que estaba buenísima.


El castillo


Yo de nuevo


El castillo más grande

Y de ahí me fui a unos jardines que están al lado del castillo, que la verdad son muy muy lindos.




No se pueden quejar. Ahora tienen blog con panorámicas también.

Y como mucho más no quedaba para hacer (y ya eran las 5 de la tarde), me tomé el tren de vuelta a Kyoto.
En un momento se me sentó una japonesa con dos niñitos pequeños, y la verdad nos cagamos de risa. Yo entré en personaje Bugs Bunny, y los nenes chochos. Hasta me convidaron golosinas (unos caramelos que están excelentes y no sé qué son).

Y ya me volví al hotel del principio, y me crucé con un par de gallegas buena onda en la habitación, y un indio, con el que me fui a cenar, y estuvimos hablando de la India, de China, del mundo (el flaco vivió toda su vida en India, hizo la universidad en USA, y ahora trabaja diseñando hardware para Sun Microsystems en el Silicon Valley. Qué tal?). Muy interesante la verdad.

Fuimos al lugar que yo había ido la última vez, y el tipo del pescado crudo me había hecho unas cosas maravillosas de salmón. Yo quería que el chabón me anote cómo se llamaba eso. Lo muy bizarro fue que nos atendió una mina, que no hablaba mucho inglés, pero con mi habilidad para escribir kanji y mi limitado japonés, más o menos nos entendimos. Le dije que la ultima vez que fui ahí me habían hecho unos cosos de salmón y queso, y me hizo algo que no tenía nada que ver con lo de la otra vez (y muy bueno no estaba), pero hay que reconocer que la mina se portó. Claramente lo que me hizo fue custom. Agarró los ingredientes y la piloteó.

Y ahora estoy un cacho en Internet, y ya me voy a la camita.

3 Comments to “20/8 - Himeji”

  1. Mam Says:

    Dan:
    Me divierto tanto con tus historias de viaje como con los comentarios de tus blog-partners, pero esta semana debe hacer mucho frío para poner los deditos en el teclado, dónde están todos?
    Te cuento siempre tengo las fotos en el mail, pero en el de Himeji solo vinieron letras, luego en el blog si están y siempre las miro porque se ven bastante mejor.
    Buen trabajo.
    Besos
    Mam

  2. Ezequiel Says:

    Que buena onda estar ahi, disfrutalo dani.

    che si podes pasa por una tienda de electronica japonesa y comprame algun pic copado, o algo.
    besos

  3. peptido Says:

    Vieja,

    En el de Himeji fueron solo letras porque me olvidé de subir las fotos. Jej. Esas “letras” son los indicadores que pongo yo cuando escribo para saber qué fotos tengo que poner.

    Me di cuenta enseguida y lo arreglé, entre que viste el mail y el blog en la página, por eso después se veía bien.

    Me sorprende que lleguen las fotos en los mails, igual, no me lo esperaba.

    Un pic copado???
    Si paso por Akihabara te llevo un capacitor electrolítico, te cabe?

Leave a Reply