8 sept - Shanghai 上海

Y llego a Shanghai, como siempre, en bolas, sin hotel reservado, y de noche, y me pongo a llamar a los que me habían parecido decentes de la Lonely. Lleno. Lleno. Lleno (mierda, mierda, mierda). Lleno.
Ahora sí que estoy cagado. Voy a tener que garpar 100 dólares la noche de hotel, ta que lo parió. Pero por las dudas me fui al mostrador donde siempre te ofrecen hoteles, a ver qué onda.

- Buenas, tenés un hotel?
- En la ciudad, o cerca del aeropuerto?
- Ciudad
- Qué tipo de hotel querés?
- The cheapest (no sé si me explico, flaco)
- Bueno, tenemos este.
- Nono, cheaper.
- Este?
- Cheaper
- y este?
- Cheaper, carajo!

Un ratito después llegamos al folleto del “Kind Hotel”, que no tendrá buen nombre, pero estaba 220 yuanes, y ya casi entraba en el rango que yo quería pagar. Así que me hice bien el pelotudo, miré el folleto, me memoricé el número del hotel, le dije que lo iba a pensar, llamé yo desde un público (ahorrándome una cuantiosa comisión), regateé un poco con la minita y me conseguí mi habitación por 180 yuanes.
Ahora estamos hablando!.
Seh, lo cagué al flaco, estuve mal, OK. Ya alguno me la va a poner y se me va a balancear el karma, no se preocupen.

Cuestión que me podía tomar un taxi al hotel (unos 150 yuanes), pero ya me pegó la onda suicida, y esto de que en China hay bondis oficiales que te llevan del aeropuerto a la ciudad me había caído bien.

NOTA DESCOLGADA: Alguno me puede decir si vio estos bondis en algún otro lugar del mundo? Hasta donde yo sé, o te tomás un taxi o caminás. Bah, ahora que lo pienso en Londres tenés bondi Y subte a Heathrow, y bondi al otro.

Bueh, me tomo el bondi (16 yuanes, ya me gustó), me bajo en Renmin Park (人民公园: People’s square) como me habían indicado, y me paro ahí a esperar que pase un taxi.
Y esperé, esperé, caminé, esperé, seguí caminando (a todo esto, por supuesto, el parque ese es enorme, y yo no tenía ni la más puta idea de en qué parte me habían dejado, así que tampoco tenía muy claro para donde caminar), seguí esperando, y la reputísima madre que lo parió todos los putos taxis están ocupados. Y acá es donde surge la multiplicidad de personajes dentro de uno, y empiezan los diálogos internos

- La concha de tu hermana, quién carajo te manda a hacer el aventurero, pelotudo de mierda, si en el aeropuerto tenías 400 taxis para tomarte, para ahorrarte 20 dolares ahora estás en el medio de la nada, como un pelotudo, y no sabés ni para donde carajo agarrar.
- Pero no seás puto, ya va a aparecer un taxi
- Seh, eso dijiste hace 10 minutos, y ni mierda. Será posible, no aprendés más vos, eh!
- Pará, hacete hombre, pelotudo, vamos para allá, hay una avenida grande, tiene que pasar alguno por ahí.
- Seh, como en las ultimas 3 avenidas grandes, ta que te parió…
Etc…

Por lo menos no llovía, pero la espalda también me estaba reputeando en varios idiomas, mientras arrastraba 4 valijas por la calle, y en eso veo un taxi libre y me tiro arriba del capot, no vaya a ser cosa que el conchudo no pare!.

Subo, como siempre, muy tranquilo, “nihao”, le muestro el mapa, y le digo “acá, vamos para acá” (señalando a mi hotel con el dedito, claro).
A lo que el tipo me mira como si le estuviera hablando en chino! (pun intended)
Jue puta. Tenés el mapita, con los nombres de las putas calles en Chino, qué no entendés? Llevame, dale!
Y nada, eh! No había forma. Pero yo del taxi no me bajaba ni que me cagaran a trompadas, ahora que conseguí uno!

Y justo justo aparece un contingente de chinos caminando por la vereda, y yo gritando como desaforado “Does anyone speak English???”. Se acerca una chinita con cara de “uh, dio, pobre pibe”, me dice “a little”, y después de mirar el mapa un buen rato, debatirlo con el resto del grupo, y vueltas varias, le explica al chofer cómo ir a mi hotel, y el hijo de puta me mira con cara de “ah, ahí vas, por qué no me lo dijiste antes?”. Son jodidos los chinos, eh!

Bueh, llegué a mi hotel, una habitación EXCELENTE, limpísima, enorme, con toallas, agua caliente, dos camas, una maravilla, y fue la más barata de la ciudad. Gracias India!. Claramente estoy inmunizado.
Lo molesto fue que en algún punto del viaje se me reventaron los frascos de shampoo/bronceador/cosas así que llevaba en la valija, que estaban estratégicamente guardados dentro de 3 (Tres) bolsas para que no sea un desastre si se reventaban, y las bolsas también se rompieron, así que me pasé como media hora limpiando la puta valija, y ya que estaba tiré a la mierda la mitad de los frascos que vengo arrastrando y no voy a necesitar (bronceador, cremita por si me quemo con el sol, Off (en China no hay malaria (espero)), y etceteras)

Y ni bien terminé con el desastre bajé para llamarla a Julianna (la brazuca), a ver si nos juntábamos para cenar, o algo así, pero una grabación de una china me decía en perfecto chino que su celular estaba apagado (me tomó nada mas que 17 llamadas entender la idea).

Y bueh, ella se lo pierde, vamos a pasear.
Arranqué para Nanjing Lu (南京东路), la calle principal de esta zona de Shanghai, donde me llevé la grata sorpresa de que reconocí el nombre en el cartel de la calle primero en chino, y después en inglés (en parte porque en inglés estaba mal puesto. Finalmente me está sirviendo aprenderme estos caracteres del orto), y ni bien llegué me caí completamente de culo.

Nanjing Lu es una calle gigante, llena hasta el orto de luces y negocios y shoppings y restaurantes y todo lo que se te ocurra, que encima en un punto se hace peatonal, y ahí está MAS llena de todo.

No se aprecia mucho en las fotos, pero las voy a poner igual, porque son ilustrativas.


(Vieron el cartel que dice Giordano?)


Ese termómetro está buenísimo.

NOTA DESCOLGADA: Vieron el OTRO cartel de Giordano? Está regada la ciudad de estos cosos. Esta es una cosa que vi tanto en Beijing como en Xi’an, y me olvidé de comentar. Siempre que andaba por la calle de noche, puteando y recaliente porque los restaurantes estaban cerrados, veía peluquerías abiertas por todos lados. Inclusive en horarios tan estrambóticos como la 1 de la mañana, por ejemplo. Y no es como la peluquería del Dany que el sábado a la noche todavía está llena de minitas que terminan de peinarse y se van al boliche. Nono, esto son brutísimas peluquerías GIGANTES, con 3 o 4 minitas adentro esperando para atender, y VACIAS!.
Relamente no lo puedo entender. Y no son 2 o 3, eh. Está regado de peluquerías acá.
Sin duda va de la mano con esto que les digo que quieren parecer occidentales, y se arreglan el pelo como nosotros, pero igual no me cierra.

Ven el Radisson en el fondo? (Ese hotel que en la punta parece la aguja de Seattle)

Hasta un museo de Madame Tussauds vi!. No fui porque no creo que sea mejor que el de Londres, y estaba bastante caro la verdad, pero dejenme de joder. No es McDonalds, no hay muchos de estos por el mundo!

Bueh, como siempre, muy lindo Shanghai, muy lindo Nanjing Lu, pero los restaurantes estaban todos cerrados, y terminé comiendo en una cosa afrancesada (llamada Chez L’ami), que tenía una comida de mierda, pero era preferible antes que McMierda o KFC.

Y después de comer me fui para el río, que seguramente iba a tener linda vista. No tenía la más puta idea de que iba a ver esto:



La puta que se va para arriba esto!
Realmente es para caerse de orto. Cuando vean las fotos de día van a ver.

Así que caminé un cacho por la costanera (no me cansaba de la vista increíble), y me volví para el hotel, y durante el camino me crucé con un par de highlights:

  • Los telefonitos públicos acá en Shanghai están re-zarpados!

    Tienen bruta pantalla, y todo un menucito bizarro que por lo que pude entender tenés Internet, y aparte hay unos iconitos como de una camarita, que no sé qué serán pero me dejaron de lo más intrigado. Lo malo es que están 100% en chino.
  • Por la calle hay MUCHAS pero MUCHAS putas persiguiéndote constantemente. La verdad, llama mucho la atención, nunca habia visto tanta oferta de prostitución y tan explícita. Especialmente teniendo en cuenta que esto no es “la zona Roja”, es la calle Florida.
  • Y lo único más insistente que las putas son los tipos ofreciéndote “ladies bar”. (Como en méxico con los Table, pero muchísimo peores). Hasta tuve uno que se me pegó atrás y me siguió (literalmente) 4 cuadras, durante las cuales yo me limitaba a decir “no te entiendo un joraca, negro”, pero el tipo nada, no iba a desistir ni en pedo. Me decía “sex”, “massage”, me hacía gesto de tirada de goma, me decía “I don’t understand, your english is better than mine” (le estaba hablando en castellano), hasta en un punto me trajo a un segundo pesado, con el cuento de que hablaba mejor inglés que él (que era cierto), al que también le hablaba en castellano y desistió rápidamente, pero el pesado me seguía siguiendo.

    Finalmente logré que pose para la foto, y como intentó hacer la típica “V” que hacen los pelotudos de los chinos siempre que quieren ser “cool” en una foto (se acuerdan de Chun Li cuando gana una pelea en el Street Fighter?), lo obligué a posar haciendo gesto de “viejita”

    Como les decía, son muy perseverantes los chinos.

  • Otra que se me pegó atrás fue una de esas infaltables putas feas, viejas y gordas, de la onda “ni pagándome vos a mí”, que entabló un regateo unilateral, en el que empezó por 500 y bajó solita el precio a 50 mientras yo no le dirigí la palabra ni una sola vez. Impresentable.
  • Y lo más gracioso… Las caras de las putas cuando me decían “sex? massage? what do you want?” y yo les contestaba. “You know what I want? Internet. Do you know where there’s an Internet Café around here?”. Priceless.

2 Comments to “8 sept - Shanghai 上海”

  1. Anonymous Says:

    ese chino esta realmente colocado

  2. peptido Says:

    Parece, no?
    Creo que salio asi en la foto, no parecia puesto hablando en persona.
    Pero puede ser, anda a saber.

Leave a Reply