17 Sept - Hong Kong

Hoy me levanto y estaba soleado, FINALLY!. Así que me mandé para el cerro.
Y como la vista es preciosa me fui en barquito (aparte es más barato), previo pasar por la costanera para sacar la puta foto del skyline.




Me tomo el barquito sin mayores incidentes, y apunto directamente al parquecito donde estaba el tranvía que te lleva para arriba.

En el camino:


Y me tomé el trencito (carísimo) que te sube al cerro, que aparte es la única forma de subir (salvo un taxi que sale el triple), y está muy simpático, pero sinceramente yo esperaba una vista mejor.

Yo pensaba que el trencito este te tiraba ahí arriba y listo, pero nada que ver, llega a un shopping, gigante, donde hay restaurantes (con vista espectacular), terraza (con vista espectacular), negocios (ok, los negocios no tenían vista espectacular) y hasta otro museo de Maddame Tussaud’s, donde el gran hito es la estatuita de Jackie Chan.

Subí a la terraza, y acá SI la vista está espectacular. O sea, es la misma pero vista desde atrás, pero es buenísima.

Hong Kong Central

La península de Kowloon

El edificio ese que me fascina y el conventions center

La típica autofoto (porque la foto que me sacó una francesa es malísima)

El trencito

No sé, pero es re lindo

Y bajé al shopping a ver dónde iba a almorzar, y estaba todo carísimo, así que decidí que iba a comer después de bajar. Lo que me pareció memorable es que hay un Bubba Gump, bien yanqui, con staff casi completamente yanqui, todos con muy buena onda, así que me parece que a la noche voy a venir a cenar acá, y disfrutar de la vista.

Y como en todo típico restaurant yanqui tienen carteles con frases graciosas, una de las cuales me pareció digna de ser compartida:


Todos aquellos que creen que les aplica esto, siéntanse libres de darse por aludidos, esa fue la intención, iba dedicado a ustedes.

Bueh, caminé un cacho por el cerro, tienen una placita muy linda y no mucho más, así que me volví para abajo y me puse a buscar dónde morfar. Terminé en un lugar donde comí algo bastante choto que no sé bien qué era, y seguí en camino.

Me fui para un templo que tenían por ahí, que como les venía contando, estaba lleno hasta el ojete de humo así que no se podía ni entrar.


El gran sight del templo igualmente es un “fortune teller” que habla inglés y todo, así que mucho no había para ver evidentemente. Pero la zona estaba buena, y tenía un par de callecitas piolas de negocios vendiendo porquerías para turistas, y antiguedades lindas.

Y me quería ir a ver otro templo que estaba en la otra punta de la ciudad, para lo cual tuve la gran idea de usar uno de los sistemas de transporte típicos (legacy le podríamos decir).


Siiiiii!!! Viajé en tranvía inglés de 2 pisos. Una masa. Lento como la mierda, pero muy “cute”.

Y el otro templo, también una cagada. Alcanza con decirles que lo mejor que tenía era un bruto Nissan estacionado en la puerta. (Fairlady Z, para los entendidos. Yo nunca en mi vida lo había visto)

Y ya que estaba por la zona de Causeway Bay me puse a pelotudear por la zona, y me fui al Victoria Park que está muy lindo, y todo lleno de pendejos boludeando y tomando sol, aprovechando el domingo.


Como ven, esa pedorrada de las vacas (el “Cow Parade”) está en todo el mundo. Ahora que lo pienso, en India no estaba, pero no me sorprende por muchas razones obvias. (Aunque hubiera estado bueno que pinten las vacas de verdad, mientras caminan por la calle)

Y saliendo del parque escucho terrible quilombo que obviamente era música en vivo, enfilé para ese lado, y me quedé una media hora viendo la que probablemente fuera la peor banda que vi en mi vida. Realmente, daban una mezcla de asco y lástima, y sorprendían por lo sinvergüenzas. Bah, el bajista me cayó bien. Por lo menos no pifiaba, y parecía como que hasta escuchaba a los que estaban tocando a su alrededor.


Ese es el que creía que tocaba la guitarra, haciéndose el pistola tocando (mal) el principio de Sweet Child. Qué sacrilegio, por dios.
Cuando llegue les paso los videos.

Lo que sí valió la pena fue este personajoide que estaba por la zona:


que en la foto se pierde, pero verlo bailando me dio un ataque de risa como hace mucho no tenía. No sé qué se supone que era, ni por qué estaba disfrazado (no había otros disfrazados alrededor, digamos), pero muy divertido. Un verdadero payaso con actitud.

Y ya no me quedaba nada para hacer, así que me puse a buscar dónde conectarme a Internet para poder llamar a casa y que me saluden para mi cumpleaños, tarea que redundó en un fracaso memorable. No hay cyber cafés en Hong Kong. Sencillamente no existen. Hay algunos Starbucks (supuestamente) que tienen Internet, que es a donde todo el mundo me apuntaba cuando yo preguntaba, y lo peor es que no pude encontrar ni uno. Una poronga.

2 Comments to “17 Sept - Hong Kong”

  1. clem Says:

    No entendi el cartelito :-(

  2. peptido Says:

    El de Bubba Gump?
    No importa, no iba dirigido a vos. De hecho, vos estás del otro lado de l publico de ese cartel.

Leave a Reply