22 Ago - El tren a Aurangabad

Ahí en la estación conocí a un canadiense, que vive en Japón hace 9 años, y anda paseando por India hace 4 meses…
El tipo está metido en un proyecto de desarrollo de software para celulares (una cosa medio loca para vender en el mercado japonés, que es básicamente un método para aprender Inglés con el celular), y teniendo en cuenta que en Japón hay 86 millones de celulares, está interesante la cosa.
Y el tipo anda viajando por la India medio por turismo, y medio porque para el desarrollo este está laburando con indios (big surprise), así que primero anduvo recorriendo las empresas para elegir a quién contratar, y después se quedó a pasear.

Así que estuve un buen rato hablando con el tipo sobre el mercado en la India, los programadores indios, cómo se labura, etc. Lo que me quedó es que tuvo unas muy malas experiencias con esto, lo que le dejó una impresión MUY mala de la India como lugar para tercerizar (cosa que como se imaginan me puso MUY contento). Igualmente algunas cosas que me dijo no encajan con experiencias que yo he tenido anteriormente con los indios, con lo cual creo que este flaco tuvo mala suerte, y los indios no son taan malos como él cree (sí creo que son malos, pero no tanto).

En fin, llegó el tren (el primero que me tomo acá), y la verdad, quedé muy impresionado.
Primero por las condiciones en las que se viaja en las clases “comunes”, donde realmente están muy apilados, luego por el descubrimiento de la “cuarta” clase, que es nada menos que el techo del tren (es bastante seguro, no se preocupen, tenés una baranda de donde agarrarte) y después por lo que son los vagones en las clases “AC” (o sea, con aire, que son las buenas).

Esto es realmente un lujo. Si no fuera porque la mayoría de los trayectos me hubieran tomado unas 30 horas, si hubiera sabido que los trenes eran así, no me tomaba un puto avión. (Insisto, no era una opción, porque son lentos).
Pero el comfort es buenísimo.
Básicamente son todas camas cuchetas, de a 2 (hay una clase que son de a 3). La cama es suficientemente amplia, te dan sábanas limpias, almohada y frazada. Valga la aclaración, las sábanas están mucho más limpias que las de algunos hoteles en los que he estado.
Hasta tenés enchufes de 110 para cargar la laptop/celular!!!
Lo único que le falta es wireless!

Y nadie te rompe los huevos con la seguridad, cosa que con mis experiencias hasta ahora fue un gran alivio.

Comida no te dan, esa me la comí doblada porque me olvidé de preguntar, así que me cagué de hambre toda la noche, pero no fue tan grave, porque dormí casi todo el viaje.
Mi mayor problema era bajarme. El tren por supuesto seguía después de donde yo tenía que bajar, y pasarse no pintaba un lindo panorama, así que me despertaba cada media hora porque estaba preocupado que no me sonara el despertador, o algo así…

Y como si todo eso fuera poco, el viaje de toda la noche en tren (8 horas), en el que dormís bárbaro y encima te trasladan es bastante más barato que lo que sale un hotel, especialmente teniendo en cuenta que el tren tiene aire, y las habitaciones con aire salen un 40-50% más caras que las normales.

En fin, una maravilla el viaje, y sobre el final me crucé con un flaco (indio) que bajaba en el mismo lugar que yo (vive en Aurangabad, y estudia en Mumbaii), así que ya me quedé tranquilo (porque el SI sabe dónde bajarse), y hablando pelotudeces con el chabón me dijo que ni en pedo daba el tiempo para hacer lo que yo quería hacer en un día (Ajanta y Ellora), y aparte quedamos en que lo llamaba cuando volvía de las excursiones (que todavía no sabía cuáles iba a hacer), y me llevaba a pasear por Aurangabad.

También durante el viaje me había hecho amigo de unos gallegos que andan de viaje barato por India, así que cuando bajamos me junté con ellos para ver qué excursiones haciamos (ellos se quedaban dos días), y fuimos a averiguar al lugar “oficial” de excursiones (que aparte es un hotel, donde se quedaron ellos)…

Cuestión que yo no le creía al flaquito del tren el tema de que no te alcanza un día para las dos cosas, especialmente porque yo sé que tengo una paciencia limitada para estas cosas, y no iba a poder ver todos los detalles de todas las cuevas de todo, me iba a hinchar las pelotas mucho antes. Así que me conseguí un taxista que me lleve a los dos lados y me traiga de vuelta, y a la mierda.
1100 rupias, unos 24 dolares. Me salió caro, creo, pero todos los precios andaban por ahí, y ninguno se dejaba regatear demasiado, así que por ahí está bien lo que pagué.
La verdad, el viaje son 350km, y el litro de gasoil sale 40 rupias… No sé cuándo rinde el gasoil, pero el tipo se gasto 500 rupias en nafta (que lo sé porque lo primero que hizo fue cargar nafta, y cuando terminamos el tanque estaba super vacío, así que no cargó de más…)

Y menos mal que decidí tomarme el taxi, porque si tomaba los tours oficiales no iba a poder hacer las dos cosas, perderse cualquiera de las dos hubiera sido malísimo, y, para variar, yo tenía razón, porque a las 5 de la tarde había hecho Ajanta, Ellora, y estaba de vuelta paseando por Aurangabad.

2 Comments to “22 Ago - El tren a Aurangabad”

  1. Clem Says:

    Esos tipos dela 4ta clase, ¿viajan en el techo del vagon, toda la noche, y se recontracagan mojando con el monzón nuestro de cada dia? ¿O la 4ta es solo para viajes cortos como Constitución Temperley?

  2. peptido Says:

    Hay viajes de 40 horas en el techo…

    Y mojarse es el menor de los problemas, el vientito te seca…
    Realmente, vos querrías hacer un viaje, aun tan corto como Constitucion-Temperley en el techo?

Leave a Reply