20 Ago - Calcutta 3 (y dale con el monzón)

Bueno, otro dia bastante perdido.
Lo bueno es que no hay demasiado para ver en Calcutta, asi que aprovecho para descansar, actualizar el blog…

Pero ya me está hinchando un poquito las bolas esto del Monzon…

Arranqué a la mañana haciendo el Walking Tour de la Lonely Planet, que estuvo bastante frustrado porque un par de las mejores cosas no se podían ver: están tomadas por el Ejercito.

Resulta que con todo el quilombo que hay con Pakistán, el terrorismo, y las pelotas, el ejercito tiene MUCHA presencia acá, cosa que normalmente no rompería mucho las bolas, sino fuera porque eligieron lugares bastante turísticos para establecerse.

Por ejemplo, en el Agra Fort, el 75% no se puede ver, porque lo usan como barracks. En el Red Fort de Delhi lo mismo.
Acá en Calcutta, una de las contrucciones más antiguas de la ciudad (el Fort William) lo tomaron completo, con el parque exterior y todo, y ni siquiera podés llegar a un lugar donde lo podés ver de afuera. Y de hecho, esto debe ser medio nuevo, porque el Walking Tour te manda a pasar por el medio de un lugar donde ahora no te dejan pasar (y la guía es de hace 1 año).

Y tienen bastantes cosas rompebolas, bastante pelotudas, como que no se puede sacar fotos a ninguna cosa “estratégica”, estilo puentes, por ejemplo.
Calcutta tiene el puente con más tráfico del mundo (que aparte es un puente de la concha de su madre), y no le podés sacar fotos.
Igual yo me metí en el mercado de flores y le saqué igual, que se vayan a cagar (qué vivo que soy, por dios).

Y por supuesto, los del ejercito no hablan una puta palabra de inglés, y son bastante prepotentes, así que suele ponerse fea la cosa.

Encima ahora se me hace MAS complicado postear, porque de tanto andar saltando de cyber en cyber, se me cagó el pendrive (gracias Sandisk!), y la grabadora de CD de la laptop nunca anduvo bien, entonces no puedo aprovechar los momentos de lluvia para escribir, como planeaba.

Cuestión que después de pasear un rato por la zona me fui para otro lado más céntrico, donde hay una mezquita bastante grande, que tenía colgadas toda una serie de banderas que básicamente decían “America, Britain and Israel are the chief of terrorism”, “Blood of innocent people of Lebanon will bring the colour”, “Praise of Hezbollah”, y otras pintadas del estilo, que me dio tanto asco y tanta furia con lo que está pasando ultimamente que me tuve que ir inmediatamente de ahí.
No me bancaba el desprecio con el que miraba a esos arabes de mierda hijos de puta que estaban ahí rezando, quería que les cayera una bomba atómica realmente.

De ahí vi un par de edificios más, como este:

(todo muy inglesito, como podrán ver)

y en un momento se me pegó otro pibito, también católico (se llamaba Tom) que me estuvo mostrando un par de cosas bastante poco interesantes, lo único piola fue la vista del terrible puente (el más “ocupado” del mundo):

Ahí se largo una terrible lluvia, que como siempre me hice el macho y me la banqué, y fue la peor idea que pude haber tenido, porque me empapé todo como un pelotudo, y lo peor fueron las zapatillas, que no se secaron nunca más.
Así que cuando vi que no pensaba parar la lluvia esa de mierda, me volví para el hotel, y me fui a morfar algo (no había almorzado).

Ahí me encontré con un chileno buena onda (les dije que me encanta cómo hablan los chilenos?) que se iba para Nepal, y estaba totalmente en pelotas, así que arreglamos para juntarnos para cenar, así le prestaba la guía y le tiraba un par de ideas.

Y me fui a perder un par de horas, tratando de encontrar un cyber decente, donde ande mi pendrive (todavía no sabía que se había roto, así que para mí eran las máquinas de mierda de estos boludos), para actualizar el blog. Por supuesto fracasé miserablemente, así que me fui al hotel a boludear y a esperar al chileno (seguía lloviendo, y mis zapatillas seguían mojadas)

Cuestión que el flaco este está terminando la carrera de medicina y se tomó un año sabático para recorrer el planeta, y le pintó venir acá a ayudar con la misión de la Madre Teresa de Calcutta, así que está ahí de misionero voluntario todos los días, y a la tarde pasea un poco por acá. Se va a quedar un mes haciendo eso…

Y bueno, comí una comida medio hindú pero no tanto, que estaba buenísima (finally) mientras hablamos como 2 horas de Nepal, le dejé la guía (mañana me la devolvía) y me fui a dormir, a falta de algo mejor que hacer…

Leave a Reply