19 Ago - Calcutta 2

Hoy fue un día bastante perdido, por la lluvia, pero aproveché para hacer varias cosas que tenía pendientes (updatear el blog claramente no fue una de ellas)

De entrada arranqué a la mañana para la zona de los parques, que es muy linda, y es donde hay un par de monumentos de los ingleses. Tienen una zona de parques como nuestro “Palermo”, solo que mucho más grande.

Para variar, me perdí como un pelotudo. La ciudad esta es un quilombo, la mayoría de las calles importantes son practicamente imposibles de cruzar (entre el tráfico y las vallas que están en todas las veredas), y los mapas de las 2 guías que tengo son una reverenda mierda.

En un punto se me acercó un viejito, que se me puso a hablar mientras caminaba, y me terminó haciendo de guía, porque trabajaba en el planetario, que es más o menos el mismo lugar a donde iba yo.
Una cosa notable acá es que es la primera vez que escucho un nombre “normal” (para nosotros). El viejo se llamaba George. Lo que aprendí después es que los tipos que viven acá y son católicos, tienen nombre de los nuestros. Si no son católicos, tienen nombres raros, y sin excepción se apellidan Singh. (No es joda, me encontré con TODOS indios que se apellidaban Singh)

Ahí vi el Victoria Memorial, el monumento más importante de Calcutta:

que aparte está en toda una zona con parques super cuidados y laguitos que es una belleza


Para mantenerlo así, hay como 20 guardias cada metro cuadrado. En serio, adentro del monumento (hay un museo) hay más guardias que en el museo del Vaticano.

En frente del Victoria Memorial está la St Paul Cathedral (infaltable en cualquier establecimiento inglés)


que no tiene nada de especial.

Una cosa que me vino a la cabeza, (tengan en cuenta que es la primera iglesia que veo en muuuucho tiempo, después de todos estos días viendo templos hindúes y budistas) es esa necesidad idiota de la Iglesia católica de mostrar un poderío impresionante, con esa filosofía de “mirá qué grande es el templo que construyó tu Dios, y que mierda chiquitita que sos vos”. Va de la mano con lo que es la filosofía de la Iglesia como institución, la verdad, pero es notable lo opuesto que está a la idea del Cristianismo.
Ya sé que es una obviedad que todos sabemos, pero después de acostumbrarme a lo que hacen acá, me resultó especialmente idiota.
Y acá choca especialmente con el entorno, en medio de tanta pobreza. (que por supuesto es la idea)

En comparación, los templos hindúes y budistas son increíblemente chicos, y notablemente simples. Más de uno es un pedestalcito choto con una figura hecha en piedra así nomás y una campana, y punto. Nunca vi una iglesia que sea solo un altar y una cruz, al aire libre, sin embargo…

Otra cosa que me llamó la atención, y me di cuenta recién acá, es que en India no hay autopistas. Ni una. Lo máximo es una avenida con un divisor de manos en el medio, pero tiene semáforos, peatones cruzando y en general, animales también.
Cuando uno lo piensa es obvio, son caras las autopistas, pero estamos tan acostumbrados a tenerlas…
Bueno, acá en Calcutta sí hay.

Y lo otro que les había comentado es el subte. Que como no podía ser de otra manera, están ultra-paranoicos con el terrorismo. De entrada en la boca del subte hay un pelotudo que te hace sacarle las pilas a la cámara (y te las guardas en el bolsillo). Por supuesto caminás 10 metros y se las volvés a poner, así que mucho sentido no tiene (estas son las idioteces que me vuelven loco).

Pero lo lindo es si querés comprar un ticket. Para llegar a la ventanilla tenés que pasar por un detector de metales, un tipo que te palpa, y un tacto rectal. Yo la zafé porque nada más quería ver cómo era la estación y los trenes (Que están en sorprendente buen estado), pero qué gente, por dio!

Y como estaba lloviendo, no mucho pero rompía las bolas, me fui a recorrer el “New Market”, que es como un shopping del Once. Es un gigantesco mercado (como de 2 manzanas y 4 pisos) donde hay un millón de locales uno al lado del otro, sin ninguna clase de orden ni forma de encontrar nada. Para los que saben de qué hablo, una cosa parecida a la galería Mehabe del DF, pero mucho más desbolada y muuuucho más grande.
Un detalle: las primeras escaleras mecánicas que veo fuera de un aeropuerto.
Ahí me compré un par de boludeces que necesitaba (estilo aguja e hilo).
Una modalidad nueva que encontré acá son unos tipos afuera del mercado (como todos los que te quieren “ayudar”) que te indican gentilmente “New Market, New Market”, y te persiguen por adentro…
De entrada no entendía qué carajo quería el tipo de mí, hasta que entendí. El tipo tiene una canastita de mimbre en la mano, y es un “changuito de supermercado humano” que te lleva las porquerías que comprás por una propina. Son casi tan creativos como los argentinos los hijos de puta estos, eh!

Y como seguía lloviznando me metí a un cyber a resolver mis temitas pendientes con los trenes.
Uno de mis grandes problemas era cómo mierda iba a llegar de Mumbai a Aurangabad, y el otro era cómo hacer Jodhpur - Jaipur - Delhi al final del viaje.

Para Mumbai - AUrangabad intenté por avión, pero el único con horario más o menos decente (que igual muy feliz no me hacía) salía 90 dolares para cada lado.
Por suerte hay unos trenes buenísimos, que tardan 8 horas para cada lado, pero son de noche bien tarde, que me cayeron joya, porque tengo un día enterísimo para hacer las cuevas de Ajanta y Ellora, que toman bastante tiempo. Y aparte, como voy a estar haciendo base en Mumbaii, no tengo que moverme con todas las valijas.

Lo de Jodhpur - Jaipur - Delhi estaba menos lindo, porque tengo menos días de los que necesito para hacer todo bien, así que tenía que elegir cuándo poner los trenes, y de eso dependía qué me iba a perder.

En fin, elegidos todos mis trenes me pongo a comprarlos por Internet, y como no podía ser de otra manera, mi tarjeta no anda (verified by visa y la concha puta que te parió).
Por supuesto, por culpa de un servidor en la Argentina, así que básicamente me tenía que joder.

Ahí entré a buscar alguien que me los reserve, y estaba bastante jodido, porque siendo sábado todo cierra temprano, y el domingo no abre nada. Y el lunes me voy…
Y los trenes están super llenos, así que quería tener todo cuanto antes…
Me iba a ir a la estación directamente, pero la oficina “para turistas” (o sea, en la que hablan inglés) cierra a las 5 PM.

Finalmente después de volverme un poco loco conseguí un hotel que tenía su mesa de viajes que llamaron a la estación, reservaron todo, los fueron a buscar y me trajeron los pasajes. Una maravilla. Caros (100 rupias por pasaje de service charge, contra pasajes de 600 rupias), pero me resolvieron el problema, técnicamente, por 8 dolares, así que me chupó un huevo.

Y bueno, para esta época ya estaba bastante oscuro y encima se largó a llover fuerte, así que me fui a un hotel de los más caros, porque tenían un restaurant que todo el mundo daba como referencia de comida típica bengalí (inclusive las guías). Me resulta bastante extraño que en ningún lado de la ciudad se haga comida bengalí. Especialmente porque después de comerla puedo afirmar que no es mala para nada.

En eso buscando el hotel (que no fue nada facil de encontrar), y mientras me cagaba mojando como un pelotudo (porque no quiero agregar un paraguas a mi equipaje ya sobrecargado) me compré la ropa más barata de mi vida.
Una camisa a 65 rupias (1.40 dolares) y un pantalon a 35 rupias (2.30 pesos argentinos).

Una reverenda mierda, claro, pero es justo lo que necesito para andar por acá, y aparte me vino bárbaro porque cuando llegué al hotel estaba completamente impresentable, y temía que no me dejen entrar (está muy fifí este lugar), así que me puse la camisa nueva (que será una mierda pero por lo menos estaba seca) y comí lo más tranquilo.

Los dejo con algunas (pocas) fotos:


No muchos, pero se ven unos cuantos edificios así por acá, cosa totalmente descolgada en India.


Un “C&A” y un “musimundo”.
Como podrán ver, comparado con lo que estamos acostumbrados a ver nosotros, son una terrible poronga, pero comparado con lo que son los negocios en la India, es increíble.



El New market (el shopping estilo Once)
Como ven, típico de inglés, no pueden vivir sin poner relojes hasta en el orto…

Y ya me voy a dormir. Espero mañana poder subir todo lo que tengo, porque ya van como 8 días sin updates.

6 Comments to “19 Ago - Calcutta 2”

  1. Lampi Says:

    Recién ahora me doy cuenta lo molesto q debe ser leer tu blog siendo indio, hindú o budista.
    Quieras significarlo o no, cuando decís Iglesia hablás de mí, de mi vieja y muchos de mis más grandes amigos. Y las cosas q decís q nunca viste, te las creo. Sabé que te falta mucho por ver.
    Bueno listo, me dió solamente muy poquita bronca porq hablás desde tu ignorancia :D
    (jaja, no ibas a tener TODOS comentarios bonitos, siempre está el q da la nota)

  2. Lampi Says:

    Ah, y contanos otra vez si el Taj Mahal era grande o no. Nos olvidamos si lo dijiste con sorna o con admiración

  3. peptido Says:

    Yo sabía que te ibas a sentir tocado por el comentario.
    No obstante lo cual, es lo que sentís cuando ves el Vaticano, por ejemplo…

  4. peptido Says:

    Es grande como la puta que lo pario.
    No me acuerdo como lo expresé, asi que no se si era malinterpretable…

    Pero fijate en las fotos, el tamaño de las personitas que estan abajo.

  5. peptido Says:

    O sea, a ver si me explico…
    Como te podrás imaginar esto no iba con intención de ser una afrenta a vos y a tu familia.

    Es mi impresión personal sobre la religión, y vos podés opinar lo que quieras sobre mi agnosticismo, digamos…

    No iba con ánimos de ofender.

  6. Lampi Says:

    Porque sé q fue sin ánimos de ofender fue q no me duró la bronca
    Pero ofende, y no se trata de sentirse tocado. Yo soy más parte de la Iglesia incluso de lo q soy parte de Argentina.
    Si nos insultan a los argentinos desde afuera, no me gusta. Si nos insultan a la Iglesia desde afuera, mucha menos.

    Y no, no tengo derecho a despreciatr tu agnosticismo. Nunca lo hice, y de hecho supiste apreciar q no lo haya hecho.

Leave a Reply