10 Ago - Taxi a Khajuraho

Bueh, después del stress de anoche, decidí que igual mucho no iba a dormir, especialmente porque me quedé subiendo tantas cosas como podía al blog, así que pasé de largo, total el taxi arranca de noche, no va a haber mucho para ver, y duermo ahí. Así que me fui a mi habitación, armé las valijas, boludeé un rato, y todavía me quedaba una hora.

Ahí me mandé para el Leisure Mall, y estuve una hora jugando bowling y Time Crisis, hasta que se hicieron las 4 y me fui al lobby a esperar a mi taxista…

4:00…
4:10…
4:15…
4:20… (dónde está este hijo de puta???)
4:25… (está durmiendo el conchudo, no?)
4:30
Cazo el teléfono del lobby, y llamo a uno de los celulares en la tarjeta. No reply… (Está durmiendo el conchudo!)

Y ya se empezaba a acumular gente en el lobby, que salía en los micros de Microsoft, esto prometía ser un quilombo en poco tiempo.

Llamo al otro celular, y ahí me atiende el pelotudo este, totalmente dormido, diciendo “yes, yes, 10-15 minutes I there”. Obviamente, yo esperaba llamarlo en 20 minutos y despertarlo de vuelta, pero para mi sorpresa a los 8 minutos llegó, en un auto que era una poronga ESPECTACULAR.

Un Ambassador ClassiC lindísimo, los invito a adivinar de qué año era. Yo sabía que el “descuento” de 50% sobre el precio que pidió originalmente no iba a ser gratis.

- “You said the car has Air Conditioner”
- “yes, yes, air conditioner, yes”
- “Are you sure this is going to make it?” (sí, de verdad le pregunté eso)
- “Yes, yes”
- “All the way to Khajuraho?”
- “Yes, yes”
- “You sure?”
- “Yes!”

OK, vamo arriba.

Arrancamos, y hablamos un cachito. Ahí constaté varias cosas…
Me dijo que ibamos a llegar en unas 10-12 horas, y no me acuerdo cuántos kilometros me dijo que eran (según el cuentakilometros, fueron 400 y pico), y efectivamente el tipo estaba durmiendo cuando lo llamé, y mucha cara de despierto no tenía, así que me inventé un Dios, le recé para que lleguemos vivos, y me acosté en el asiento.

El tipo dice “If you sleep, you use pillow”, y me señala unas almohadas que no tenían más pulgas porque se las habían comido otros bichos más grandes. “Thank you, thank you, i’ll use my bag”.
(Sí, soy un putito, pero creo que por eso todavía estoy sanito, y ya me enteré de varios que anduvieron bastante mal)

Por supuesto, mi plan de dormir en el taxi no tenía en cuenta tres grandes temas…

  • Los lomos de burro (pablito: La ruta Oaxaca-Acapulco es como la Autopista a la Plata al lado de esto), que hacían que el tipo arranque, frene, arranque, frene, constantemente.
    Las vacas en el camino tampoco ayudaba.
  • El manejo como ciegos, según las reglas del cual, el conductor debe tocar bocina todo el tiempo desde que está a menos de 50 metros de cualquier objeto en reposo o en movimiento sobre la ruta o cerca de ella, sin dejar de tocarla hasta pasarlo. (Las vacas tampoco ayudaban en este aspecto, claro está)
  • Las paradas.
    Básicamente, yo mucha confianza no le tengo a este tipo (a pesar de que le tenía como 10 veces más confianza que a cualquier otro taxista hasta ahora), pero mientras el taxi está en movimiento, no hay muchas cosas malas que me pueden pasar.
    En mi cabecita ingenua, al menos, para cualquier cosa que me quiera hacer el tipo (u otros tipos), el auto tiene que detenerse.
    Por el otro lado, no había ningún motivo, real o aparente, para que el taxi se detenga en ningún momento antes de llegar a Khajuraho.
    Por eso, cada vez que el tipo paraba, yo me sentaba como un resorte en el asiento, con todos los radares prendidos a ver de qué lado iba a venir el que me la iba a poner.
    Y no fueron pocas paradas.

    - Primero paramos a buscar a su compañero (el mismo que nos había acompañado a Fatehpur Sikri), que por supuesto no estaba ahí, y después de esperarlo un rato y llamarlo al celular comprobamos que TAMBIÉN estaba durmiendo, y no pensaba venir.
    - Después paramos a cargar nafta (el tipo me pidió 2000 rupias. La nafta a valor dolar sale más o menos lo mismo que en Buenos Aires, y el usaba Diesel. Ni en pedo. “I will pay you when we arrive”).
    - Paramos en el medio de la nada (oh, oh), para que el tipo mee al costado de la ruta.
    - Paramos en una estación de servicio para que el tipo mee (no en el baño, en una maleza al costado).
    - Paramos en OTRA estación de servicio para que el tipo rellene su botellita de agua (acá en India hay por todos lados unas canillitas que dicen “Drinking Water”, que se me ocurre deben ser la forma más directa y rápida al cementerio local).
    - Paramos para que desayune (que terminó siendo una parada para que duerma)
    And on, and on, and on…

En fin, sacando estos detalles, el viaje no tuvo grandes incidentes. Dormí unas 3 horas (en tramos de media hora) cuando la ruta estaba decente. Lo que sí hubo, fueron decenas de cosas que me llamaron la atención:

  • La mayoría de las vacas que vi al costado de la ruta (que fueron cientos) estaban en un grado sorprendente de desnutrición.
    Me costó un huevo conseguir una buena foto de esto (estabamos siempre en movimiento) pero acá se ve bien la idea, creo:

  • En ningún momento estuvimos en el medio de la nada. Siempre había pueblito, o negocito, o alguna cosita al lado de la ruta tipo esta:


  • Una buena parte de la ruta es de un solo carril.
    Ya sé lo que están pensando. Qué pelotudo este pibe, nunca estuvo en una ruta. Todas las rutas tienen un carril para cada lado…
    Pero yo dije UN carril.

    De hecho, esperé a una situación bien peligrosa para sacar esta foto, pero no pude. No saben qué lindo había sido antes, cuando de frente venía un brutísimo camión.

  • Bastante seguido se ven bombas de agua con gente llenando jarros. Obviamente esto es el medio de la nada, agua corriente no hay. Una cosa que me llamó la atención es que vi solo mujeres usándolas.
  • Una cosa que me pareció super “cute” fue una fila de nenitos todos vestiditos yendo a la escuela, en una filita al costado de la ruta. Pobres pibes, andá a saber cuánto tienen que caminar para llegar a la escuela y volver. (Si, ya sé que en argentina es igual)
  • En un momento vi un detalla que hizo que me explique el tema de la bocina. De hecho, ya había visto esto antes, pero nunca me había dado cuenta.
    Vuelvan a la primera foto (la del taxi), y miren los espejos retrovisores laterales…

    No solo estos hijos de puta no usan los espejos, sino que no hacen nada para ocultarlo, y encima los doblan, para poder hechar mejores finos!!!
    Qué conchudos, por Dios!

  • Como les mencioné antes, paramos en un lugar para que él desayune (yo venía comiendo unas papas fritas que me habían quedado), cosa que me pareció razonable, en un hotel/restaurant.
    También tenía un negocio donde vendían mierdas caras, y estuve chusmeando un rato, hata que decidí ir a desayunar con el fercho…
    Voy al comedor, y el tipo no estaba por ningún lado.

    Cagamos, se fue a la mierda con mis valijas.
    (Yo tenía todo lo importante conmigo, o sea, pasaportes, pasajes, guita y laptop, así que mal que mal no era tan grave).
    Voy afuera… El auto estaba.

    Pero la puta que lo parió, dónde mierda está este tipo?
    Entro a mirar, y lo veo en una habitación tirado durmiendo en una cama al conchudo!

    “Bueh, si paró es porque realmente no se banca mucho más manejando”, y yo tampoco quería que nos hiciéramos mierda.
    “En 20 lo despierto”, cosa que no fue necesaria, porque a los 15 minutos el tipo estaba ahí dando vueltas lo más choto, se fumó un faso y arrancamos.

De ahí estábamos bastante cerca, unos 70 km, así que en 2 horas y media ya estábamos en Khajuraho.

Yo tenía instrucción de Moriceau de ir lo antes posible a un mostrador/oficina de Jet Airways a conseguir mi pasaje EN PAPEL del vuelo a Varanasi, así que pasamos por el aeropuerto (que merece su propio artículo) y después fuimos al hotel que él me recomendó (que resultó ni tan malo ni tan caro).

El tipo me decía de quedarse conmigo en Khajuraho por 600 rupias, que era al pedo porque Khajuraho es minúsculo, y lo unico que necesitaba yo era un taxi al otro día al aeropuerto, así que le dije que no, y me fui para mi pieza.

En fin, estoy vivo, sano y salvo (y mi culo también) en Khajuraho. La verdad, se está poniendo divertido esto del “folklore” indio.

Leave a Reply